[solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Página 1 de 6. 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ir abajo

[solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Dom Mayo 31, 2009 6:00 am

hola de nuevo
esta nove tampoco es mia pero se las pongo xk me parece k esta buenisima (monika ya se me pego tu palabra) realmente noc de kien es la nove xk en el foro k la leia la postio tambn otra persona pero bueno aki les va el primer cap
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Dom Mayo 31, 2009 6:01 am

Joseph Jonas era un chico guapo, seductor e inteligente. El hombre perfecto, que toda mujer desearía. Y lo sabía. Se había encargado personalmente de que todas ellas se lo confirmarán. No había fémina que se le resistiese. Aunque dulce y atento con ellas nunca pasaba más de una noche con ellas. Exceptuando a _______ _______. Ella no podía compararse con ninguna otra. No era una mujer. Bueno, sí, era mujer pero era su amiga, su colega. No se fijaría en ella de otro modo.

_______ era feliz rodeada de chicos que la trataban como uno más, jugando a sus juegos y prácticamente, vistiendo igual que ellos. Pero el día que descubrió que con una sonrisa podía provocar un accidente, el baloncesto perdió interés para ella y un nuevo entretenimiento y deseo de experimentar, vivir y ser traviesa, la inundó. Para ello, y no perder lo que ya había conseguido, decidió que podía tener las dos cosas, mientras no se mezclasen. Dos vidas ajenas una de la otra.

Los secretos siempre se saben y tarde o temprano Joseph tenía que enterarse de que _______ no era como uno más de sus compañeros. Pero ¿cómo seguir tratándola igual si solo podía pensar en lo qué esconderían esas ropas anchas? ¿Cómo mirarla como siempre después de haberla visto contonearse sensualmente en sus narices? No, ¡eso no sería fácil!
Las cuatro de la tarde y aún seguía en la cama ¿cómo era posible? Era Joseph Jonas, ¡claro que era posible! Se dijo y maldijo _______ hasta llegar a su cuarto, ya había dormido suficiente, y habían quedado para tirar unas canastas. Le importaba un pimiento a la hora que se recogió anoche y con quién. Ella también tuvo una noche movida y no tiene por qué hacer participe a todos de ello. Pero a Joseph sí le gustaba recalcar que su vida era cómoda y envidiable.
Entró en la habitación encontrándoselo esparramado sobre la cama. ______ no era de pasar desapercibida, así que se tiró sobre la cama, haciendo que esta vibrase. No funcionó. Se sentó sobre la espalda de él y comenzó a saltar.
- ¡Despierta gandul! Llegamos tarde. He venido ha despertarte -se justificó _______.
- Vete -gruñó mientras escondía la cara en la almohada.
- ¡Vamos! -dijo tendiéndose sobre sus espaldas y apoyando su cara sobre el hombro de él - Los chicos se van a enojar- afirmó antes de morderle suavemente el hombro.
- ¡Auch! Ya me levanto.
A regañadientes salió de debajo de la almohada mientras ella se apartaba para tenderse junto a él.
- Estoy desnudo no deberías estar en mi cama -protestó él.
- Hay muchas cosas que no debería hacer y las hago. Es uno de mis encantos -se burló ella – Sé que estás desnudo. Siempre duermes así. Por eso no me he metido bajo las sábanas. Pero como no te des prisa, te saco de ahí estés cómo estés -amenazó tajante.
Joseph cogió unos boxers de un cajón mientras ella se levantaba y dirigía hacía su armario. Observó como revolvía entre sus cajones y cogía una de sus playeras favoritas. _______ se quitó la que llevaba para ponerse la de su amigo, y este pudo percatarse de su silueta. ¿Cómo era posible que nunca la hubiese visto antes? Siempre hacía lo mismo, se cambiaba de playera frente a él, de espaldas, dejando que su larga coleta solo dejase ver sus hombros, ni siquiera podía distinguir la ceñida camiseta de tirantes. Ella nunca se había expuesto a su escrutinio, nunca llevaba ropa ceñida, vestidos o se había puesto en bikini frente a él ¿Cómo era posible que su mejor amiga de toda la vida nunca hubiese ido con él a la playa? Sacudió la cabeza para dejar de pensar en esas tonterías. Ellos eran colegas, no importaba el aspecto físico, para eso estaban el resto de las mujeres.
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Dom Mayo 31, 2009 6:05 am

_______ había aprendido a lo largo de los años a que no le afectase la sensualidad de Joseph. Ella controlaba ese juego más de lo que se podía imaginar él. Se dedicaba a eso. Pero él nunca lo sabría. Debía seguir pensando que si no se ponía de los nervios y se tiraba sobre él desmayada, era porque no lo encontraba sexualmente atractivo, nunca debería saber que en realidad era porque había aprendido mucho más autocontrol que todas las niñas con las que él trataba.
- Salí anoche y estoy de resaca, deberías ser una buena amiga y compadecerte de mí -dijo él sacándola de sus pensamientos.
- No me das la más mínima pena -espetó tirándole a la cara la playera que se acababa de quitar.
Absorbió el aroma de la camiseta y sin pensarlo se la colocó. Muchas veces lo hacía, se ponía las playeras que ella le devolvía y por eso ella había dejado de traerlas ya lavadas, aunque estaban limpias, claro está. No tenía por qué justificarse, la playera era suya, podía ponérsela cuando quisiese, y si él prefería que fuese tras habérsela quitado ella ¿qué más daba? No tenía que justificarse. Le gusta como olía ¿y qué? No significaba nada, se repitió una vez más, como hacía todos los días.
- Unos vaqueros y parecerás un hombre decente. O al menos, no te detendrán por escándalo público -bromeó mientras se sentaba en la cama y bostezaba.
- ¡Vaya! Parece que no soy el único que trasnochó -dedujo acertadamente.
- Esto… estuve levantada hasta tarde -dijo sin más.
- Tanta televisión no es buena. Un día deberías venir con nosotros. Un poco de juerga te sentará bien. Ayer volvimos a intentar entrar en el antro ese que te dije "El Ritual" y nada. No hay manera de que nos dejen entrar. Pero como Joseph que me llamo que ¡yo entro ahí!
No si yo puedo evitarlo, pensó ella. Había pasado la noche despierta, en eso no había mentido y no era culpa de ella si él dedujo mal. Quería mucho a su amigo y seguro que le encantaría el local, era el sitio de moda, pero no podía permitir que la viera trabajando allí. Por suerte el azar y las estrictas órdenes del dueño, hicieron que los porteros no dejaran pasar a ningún jovencito, por muy guapo que fuese, que no tuviese un nombre o cara conocida. Trabajar en ese lugar había sido la mejor de las soluciones para no mezclarse con sus compañeros de universidad. Ninguno tendría acceso y si lo tuviesen probablemente no la reconocerían o no se fijarían. La tranquilidad de estos pensamientos la hizo sonreír.
- Algún día saldré con vosotros -en veinte o treinta años, pensó.
- Después del partido iremos a ver fútbol y por unas chelas ¿no te rajaras como de costumbre?
- No, hoy si puedo -concedió sonriente.
Esa noche no tenía que trabajar porque la noche anterior había discutido con el jefe y para hacerse de rogar había dicho que se iba. Una noche sin ella y volvería arrastrándose a sus pies. En ese sitio nadie sabía hacer nada sin su permiso. Y estaba harta de organizarlo todo, ser relaciones públicas, camarera y mediadora entre empleados y clientes, para que le pagasen como una simple bailarina. Le gustaba su trabajo, el que se supone que hace y el que en realidad hacía, pero eso no hace que se vuelva inconsciente y no sepa que no la valoraban. O le pagaban por ello o no lo hacía, se dijo.
Fueron a la cancha donde ya todos los esperaban. Jugaron y rieron como siempre. Era tan fácil integrarse entre ellos. Ella adoraba su compañía, aunque eso implicase esconderse tras ropas que no la identificaban. Pero se sentía segura y cómoda en ellas. Fueron a tomar unas cervezas y a ver el partido. Era uno más y las chicas a las que tanto odiaba así se lo hicieron saber.
- Hola chicos -ronroneó Taylor sobre el oído de Joseph mientras le acariciaba el pelo- ¿Podemos acompañarles?
- Tay -protestó mientras apartaba su mano – Estamos viendo el partido ¿No tienes cosas de mujeres que hacer?
_______ quiso protestar. Sabía que no la consideraban como tal, pero era una mujer. Se dijo que era mejor no hablar pues solo conseguiría defender a la última persona a quien defendería. Pero podía tener claro que después la oiría. Y lo mismo podría decirle a Tay, pensó. Esa niña se rebajaba demasiado y lo peor era que no conseguía nada ¿No había aprendido nada de ello? Sin duda podría enseñarle varias cositas. Pero antes muerta que ayudar a esa en algo, se dijo. Taylor había sido el estereotipo perfecto de una típica película para adolescentes, popular e insoportable. _______ estaba bien considerada entre los chicos pero las chicas la trataban con el respeto que les provocaba lo desconocido. ¿Una chica que no pretende destacar o llamar la atención de los hombres? ¡Imposible! A no ser que no fuese atractiva y es el concepto que todos tenían de ella.
- ¿Prefieres ver a veinte tipos dándose patadas que a mí? -susurró a la vez que le acariciaba la mejilla.
- ¡Pues sí! Será que no me convenciste anoche -replicó irritado.
- ¡Cerdo! -gritó enojada.
Taylor se fue enojada seguida por su sequito. En eso tenía razón, Joseph podía ser un auténtico cerdo, pensó ______. Pero por suerte para ella él nunca la trataría así, porque ella no era una mujer más, sino su mejor amiga. Daba gracias a Dios por haber decidido esconderse, de no ser así probablemente ahora no serían amigos. Y Joseph era su pilar para no derrumbarse, su apoyo en el caos que era su casa. Puede que no la conociese de verdad, su vida, pero conocía su alma. Él siempre sabía cuando estaba mal o bien, cuando quería hablar o simplemente un abrazo. Era el amigo perfecto y no lo perdería porque él se concentrase más en la minifalda que llevase puesta que en lo que le contaba.
Joseph vio como ______ fruncía el ceño y le colocó el brazo por los hombros devolviéndola a la realidad. Su loquita era una feminista sin remedio y estaba seguro de que le daría todo un sermón de cómo debe tratar a una mujer. Pero ahora era momento de divertirse con los colegas, unas chelas y buenas bromas.
Joseph llamó a ______ a su casa y se sorprendió de que no estuviese. La llamó al móvil y tampoco contestó. Preocupado porque era ya muy tarde salió corriendo de su casa. Estando ya en el jardín miró hacía el tejado de su propia casa y ¡allí estaba! Suspiró aliviado y subió por la escalera, que se tambaleó levemente con el peso. Se sentó junto a ella y miró el cielo estrellado.
- ¿Qué ha sido ahora? -preguntó Joseph despreocupado.
- No lo sé. Me fui en cuanto empezaron a discutir. La escena pierde su gracia cuando se repite diariamente -explicó ______ mirando a la nada.
- No entiendo por qué no te vas de tu casa- replicó tras un suspiro- ¡No eres feliz allí!
- ¡Dramático! -bromeó intentando improvisar una sonrisa.
- ¿Por qué estás en mi tejado entonces? -replicó irritado- Eres la única adulta de esa casa.
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Dom Mayo 31, 2009 6:06 am

- Es posible- confirmó con tristeza- Pero son mis padres y sin mí, acabarían matándose entre ellos. Mi madre acabaría llevando acabo alguna de sus estúpidas amenazas y mi padre acabaría dejándola o metiéndola en un manicomio -suspiró resignada y lo miró con una radiante sonrisa- ¡Soy indispensable!
- Cambiemos de tema -propuso Joseph- Hace tiempo me dijiste que necesitabas trabajo para tener algo de dinero.
- Sí, no quiero tener que acudir a mi padre para esas cosas. Ya sabes como es. Prefiero un dinero seguro por si lo necesito para algo.
- ___, soy yo. No me mientas. Sé que quieres dinero para pagar las facturas que a tu padre se le "olvida" pagar. Eres la única que hace la compra y se ocupa de esa casa.
- Vamos, ¡que soy una santa! -bromeó con desgana.
Desde que su padre había emprendido la autonomía laboral, ______ se tuvo que preocupar de que el dinero se invirtiera, en alguna medida, en el hogar familiar y no solo en el negocio, como su padre deseaba. Su madre, aunque muy buena, era muy inmadura y caprichosa, cualidades que disgustaban a su hija tanto como provocaba la necesidad de protegerla. Con los años había aprendido a no involucrarse en las peleas entre sus padres, ya que ella era la única que sufría con ellas. Pasaba horas llorando en su habitación pensando que cuando saliese vería como su madre se marchaba o su padre tenía el coraje de gritarla y decirle cuanto deseaba que cumpliese su promesa de marcharse. Pero siempre se encontraba la misma escena, los dos abrazados y besándose, como dos colegiales, actuando como si nada hubiese pasado. Solo _______ sufría. Hasta que decidió salir de escena y huir a los acogedores brazos de su amigo. O a su tejado.
- ¿Quién era el tipo que estuvo en la universidad esta mañana contigo? -preguntó preocupado- Era...- elegante, pensó Joseph y tuvo que admitir que guapo- mucho mayor que tú.
- Tranquilo hermanito mayor -se burló soltando una carcajada- ¿Crees que un tipo así se fijaría en mi? -¡Por supuesto que sí!, se contestó ella misma.
- Bueno... yo solo pensaba que era raro que te buscase -contestó aliviado.
- Era mi jefe -afirmó sin pensar- Trabajo... ahm... ¡cuido a sus hijos! Eso es, por las noches. Por eso no puedo salir con vosotros. Y me fue a buscar porque... su mujer me despidió el sábado y venía a disculparse en su nombre. Había tomado de más y se habían peleado. La tomó conmigo -mintió ella.
- ¡Oh, vaya! No me dijiste. Me alegro que hayas encontrado algo. Cuidar niños no debe ser muy difícil. Aunque nunca me llames para que te ayude
Joseph continuó bromeando sobre su supuesto trabajo, mientras que ella se reía para sus adentros, pensando que no era tan diferente de lo que hacía en realidad. Sin duda, los tipos con los que tenía que lidiar cada fin de semana no eran ni mucho menos, unos niños, pero muchos se comportaban como tales. Todos ellos, para ser más exactos. Y creían que ella era su juguete. Un juguete por el que todos se peleaban cada noche y con el que soñaban y recordaban cada día. Pero solo era una fantasía más. Ese era su trabajo, provocar los deseos y lujurias de todos ellos, entretenerlos y sobre todo, hacer que se quedasen y consumiesen. Y lo hacía realmente bien. Tanto, que su jefe tuvo que ir a buscarla, tras hacer una caja con la mitad de las ganancias esperadas. En poco tiempo se había hecho muchos amigos, los cuales se marcharon en el acto al saber que ella no estaba. Así que para asegurarse los beneficios, había sido ascendida a relaciones públicas. No estaba mal para una simple bailarina, pensó orgullosa.

- Entonces -dijo saliendo de sus pensamientos- Tay al fin consiguió lo que quería.
- Sí -confirmó apenado- El sábado cedí.
- Hablas como si te hubiesen obligado -afirmó risueña.
- Es la tipa más egoísta y creída que he conocido en mi vida. Y no creas que no sé como te trata.
- ¿Por qué te enredaste con ella entonces?
- Pues porque está muy buena -respondió como si fuese lo más evidente del mundo.
- ¡Te pierden las mujeres! -le acusó riendo ella.
- Lo sé, lo sé -abrazándola- Hacen conmigo lo que quieren.
- No. Tú haces con ellas lo que puedes y se dejan.
- ¡Eh! -dijo fingiendo enojarse- Yo solo hago lo que ellas me piden ¿Qué culpa tengo yo de ser tan irresistible?
- ¡Disculpa! Voy a vomitar y ahora vuelvo -bromeó fingiendo levantarse para irse.
- ¡Ven acá! -ordenó sonriente mientras la apretaba contra él.
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Lun Jun 01, 2009 1:45 am

_______ siempre estaba ahí cuando ella lo necesitaba. La cuidaba sin hacerla sentir vulnerable ni dependiente. Ella también había sido un paño de lágrimas para él cuando sus padres se habían divorciado y tras unos funestos años con su madre, Joseph había decidido vivir con su padre, quien se había vuelto a casar en el primer año de convivencia. Esto alegró a Joseph, porque adoraba a su madrastra y no le gustaba vivir solo con su padre, aunque no había problemas entre ellos, fueron unos meses muy tensos. _______ había estado allí con él, almorzando y cenando juntos casi todos los días, hasta que su madrastra se mudó tras la boda. En poco tiempo tuvo la madre que nunca había tenido, se preocupaba por él y lo mimaba como el resto de mujeres de su entorno. Para él era el momento más feliz de su vida, ni una sola mujer de su entorno se le resistía.

La mañana siguiente fue como cualquier otra. Fueron a clases y se encontraron en los jardines con el resto de amigos. Bromeaban y reían. Ya todos se habían acostumbrado a que siempre uno de los dos se tendiese sobre el regazo del otro. Con el tiempo dejaron de hacer suposiciones, al darse cuenta de que nada pasaba entre ellos. Nadie hacía comentarios ya. Excepto Kevin. No era del agrado de ninguno, pero lo soportaban, forzosamente, por ser primo de Joseph. Y nadie haría nada que enfureciera al cabecilla de esa "banda". Ni uno solo de sus miembros discutía con él porque lo apreciaba casi tanto como lo admiraban y envidiaban. Solo había una persona a la que pudiesen obedecer con mayor vehemencia, pero era más por temor, y esa era _______. Joseph adoraba ver como sus amigos la temían, como si fuese capaz de matarlos con la mirada. Posiblemente, porque más de uno había recibido alguna de sus bromas o venganzas, y nunca ninguna de las dos era pacífica. Era bueno temerla, de eso no le cabía ninguna duda a su amigo.
Apoyada sobre un árbol, _______ escuchaba las bromas de todos, mientras jugaba distraída con el pelo de Joseph, que se encontraba sobre su regazo. Mirando el cielo, a la nada, se sobresaltó. Entre la multitud de estudiantes una cara conocida caminaba hacía ella. Pero ¿qué hacía allí? ¡Lo iba a estropear todo! Se alarmó y del saltó casi provoca una contractura muscular en el cuello de su amigo. Tenía que calmarse y disimular, así que proceso una gentil sonrisa y se levantó, escuchando las protestas malhumoradas de Joseph.

Lo último que necesitaba es que su "otra" vida viniese a invadirle esta. Y algo le decía que la presencia de su mejor amiga Miley, ¡lo haría! Era una belleza que provocaba miradas allá por donde pasaba. Sabía de sus encantos y los aprovechaba bien para conseguir las mejores propinas. Era una de las mejores bailarinas de todas con las que había trabajado pero esta prefería estar de camarera, por las generosas ganancias y el contacto con los clientes. Se habían hecho intimas por el respeto mutuo que sentían la una por la otra. Y Miley era la única que sabía todo respecto a las dos caras de _______.
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Lun Jun 01, 2009 1:45 am

- ¿Qué haces aquí? -preguntó apresuradamente, al acercarse.
- Nicholas se ha enterado de que estudias aquí y puede que venga a visitarte. Pensé que querrías saberlo -espetó burlona.
- ¡Ay no! Ese hombre no puede ser más pesado aunque se entrené para ello -protestó alejándose de la mirada de sus amigos. Todos habían notado la presencia de la sensual desconocida y la desnudaban con la mirada- Vámonos de aquí o tendré que buscarte guardaespaldas - afirmó _______ arrastrando del brazo a Miley, muerta de la risa.

Caminaron alejándose de los jardines y entrando al primer edificio que encontraron. Tenían que encontrar la manera de librarse de ese hombre. Había postergado demasiado tiempo la ruptura, pero ya era hora. _______ había accedido a salir con el atractivo joven, pensando que un hombre de su nivel y reputación no la tomaría en serio y solo se divertirían un poco, pero el rico y fornido hombre decía haberse enamorado. Ella lo había hecho creer que era una harapienta camarera sin oficio ni beneficio, pero al parecer Nicholas había aprovechado bien sus contactos para descubrir que era una estudiante sobresaliente de familia respetable. La revelación no la agradó y aunque Miley se ofreció para ayudarla a librarse de él, no se le ocurría una forma de hacerlo. A no ser que....
_______ había decidido exactamente lo que haría para librarse del molesto novio, y así se lo contó a Miley. Su amiga tenía reservas respecto al plan. Le había propuesto que huyese si lo veía o inventase una tapadera. En vez de esto _______ había decidido defenderse atacando.

- No me parece un buen plan -dijo escéptica- Así no consigues quitártelo de encima sino todo lo contrario -protestó Miley.

- Mi Miley -cubrió uno de sus hombros con el brazo- Puede que no me libre de él pero lo tendré dominado ¿Para que mentir si soy una experta manipulando?

- Pero Nicholas se está enamorando de ti. Sino lo desilusionas será peor

- Para él, no para mí. Si se enamora es su problema. Yo le dejé claro que no quería nada serio. Si se empeña en ver donde no hay, i´m sorry, pero no tengo la culpa

- Me importa un pimiento el corazón roto de ese wey, pero si lo buscas ¿no será peor para ti? Quiero decir que se obsesionará y te dará más problemas

- Mi pobre e inocente Miley -se burló mientras la abrazaba- ¡Tengo tanto que enseñarte!

- ¡Loca! -rió divertida- Yo sé que siempre consigues lo que quieres pero en este caso creo que no te saldrá. Y obvio tienes mucho que enseñarme.

- Como por ejemplo; a librarte de ese novio tuyo.

Miley era sensual, extrovertida y tan traviesa como _______. Pero el acaparador, posesivo y celoso de su novio la hizo olvidar su propia forma de ser. Aunque había conseguido dejarlo, seguía sucumbiendo a sus encantos en cuanto se le aparecía. Le rogó de todas las formas posibles a _______ que la ayudase a ser suficientemente fuerte para olvidarlo. Y había comenzado la instrucción.
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Lun Jun 01, 2009 1:46 am

- Ya no es nada mío -gruñó Miley.

- Recuérdatelo cuando lo veas. Mira a tu alrededor -la giró para que viese a todos los hombres que la observaban- No hay un solo hombre de esta habitación que no desee acostarse contigo. Y salvo sexo, tu querido David no te aportaba nada más. Yo sé que no es fácil volver a crear la confianza e intimidad que ya tenías. Pero él no te aportaba nada. Busca en otros lo que necesites. Seguro que obtendrás más de lo que tenías.

- ¿No crees en el amor? -preguntó extrañada.

- Mi Miley, claro que creo en el amor, ¡yo estoy enamorada!

- ¿De quién? -quiso saber curiosa.

- De Peter Pan, pero la diferencia de edad lo hace imposible.

- ¡Graciosa! Bueno, pues yo si he estado enamorada y aunque es doloroso, ¡existe!

- El amor es tan real como los cuentos de hadas. Solo existe lo que hay en tu imaginación. Si quieres creer existirá sino confórmate con la realidad. Tú estabas habituada a una vida con un hombre que te cohibía y por el que la atracción y la intimidad, te habían hecho necesitarlo. Pero si cubres todas tus necesidades, él dejará de ser relevante -concluyó- Solo te acuerdas de él porque no estás satisfecha.

- ¿Crees que es fácil olvidar a el amor de mi vida?

- No. Creo que es fácil olvidar a un tipo que solo te ha hecho sufrir. Y comprobarás que también será divertido. Un verdadero amor solo es de verdad si te hace feliz, sino lo hace ¿para qué lo quieres?

- ¡Gran teoría! -afirmó sonriente.

- Los hombres son tan... simples. Pero pueden ser realmente divertidos -concedió burlona- ¡No te conformes con lo bueno que tienes si puedes conseguir lo mejor que existe!

- ¿De quién es esa frase?

- ¡Mía!
El buen humor del momento se esfumó en cuanto vió acercarse a Joseph. Era evidente que la belleza de Miley no le había pasado desapercibida. Pero antes de que este llegase ella se fue, asustada por no saber si metería la pata y hablaría de más. _______ la sonrió y despidió, tras lo cual se aproximó a su amigo, ceñudo al verla marcharse

.- ¿Ya se va tu amiga?

- Ya se ha ido. Por mucho que mires la puerta no va a volver -bromeó risueña.

- ¿De que os conocéis? -preguntó asombrado _______.

- Trabajamos en el mismo antro todos los fines de semana -dijo serena _______.

- ¡Muy graciosa! Ya en serio ¿de qué os conocéis?

Conste que yo dije la verdad, pensó _______. Pero ella sabía exactamente como decir las cosas para resultar creíbles o no. Y decir una bomba como esa de la forma más tranquila que le era posible, no era en lo absoluto creíble. Y lo sabía. Por eso sonrió, sacudió la cabeza y resolvió sus dudas. En realidad no lo hizo pero le dio una respuesta que hizo que se olvidará de la escultural morena.

- Es mi mejor amiga -afirmó impasible.

- ¡Yo soy tu mejor amigo! -corrigió enfadado.

- Bueno, hay cosas que no puedo hablar contigo.

- ¿Cómo qué? ¡Yo te lo cuento todo! -replicó cruzándose de brazos irritado.

- Lo sé -y lo cuentas con todo lujo de detalles, pensó- Pero tú te aburrirías con algunas cosas que comparto con ella.

- ¡Oh vamos! ¿Pretendes que me crea que habláis cosas de "mujeres", os vais de compras y os maquilláis frente a un espejo mientras ponéis verdes a los hombres?

- Joe -dijo _______ boquiabierta mostrando su mejor cara de sorpresa- ¿no me digas que eso es lo que haces tú los sábados por la noche cuando no te veo? -continuó soltándose en carcajadas- Porque para ser hombre sabes muy bien lo que hacen las mujeres a solas.
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Mar Jun 02, 2009 11:52 pm

- Yo... ¡Oh ___! No digas tonterías

- Vamos grandullón, no te enojes -ordenó con una gran sonrisa mientras lo abrazaba- e invitarme a una chela.

- ¿Soy tu mejor amigo? -preguntó berrinchudo.

- ¡Obvio! -respondió divertida.

- ¡Bien! -dijo serio pero aliviado mientras la llevaba abrazada hasta la cafetería como si se le fuese a escapar.

________ sabía desde hacía años lo celoso que era su amigo. La sola idea de que otra persona pudiese ocupar su lugar hacía que se distrajese con enorme facilidad. Y ella sabía utilizarlo a su favor. Había pocas cosas que ella no supiese como utilizar para su provecho. La única que conocía era la felicidad. Nunca fue capaz de utilizarla como era debido. Pensaba que no estaba hecha para ser feliz, que no sabía valorarlo o que simplemente, le aburría enormemente. Puede que solo fuese que aún no había conocido la verdadera felicidad. Si es que existía.

Para la desgracia de _______ no todos sus amigos eran tan volátiles, y en cuanto llegó junto a ellos tuvo que contestar al interrogatorio. Inventó un encuentro casual y una floreciente amistad, basada en el apoyo incondicional. Intentó convencerse de que no era todo mentira, pero comparar una amistad forjada tras la competencia en un local de moda por ser la más exuberante, con una inocente amistad bienintencionada entre dos personas que no comparten el mismo círculo social... no era en absoluto parecido.

Estaba claro que las botas altas y el vestido de un tono chocolate, ceñido hasta la mitad del muslo y abotonado, que llevaba Miley, no combinaban, para nada, con los vaqueros gastados y la camiseta ancha de _______. Era lógico que todos pensasen que esa amistad era extraña y peculiar. Pensarían que Miley estaría haciendo una obra de caridad y quizás quisiese ayudarla a ser más femenina, o que _______, por alguna razón incomprensible para aquellos hombres, se había acercado a ella para ayudarla en algún asunto. Sabían que ella tenía debilidad por ayudar a todos los que necesitaban ayuda, pero también sabían que Miley era la clase de mujeres que _______ no soportaba. Pero ¿por qué?, se preguntó _______ ¿Tan difícil era de creer que una mujer autosuficiente sea amiga de otra aunque vistan de distinta forma y tengan distintos gustos? Habría sido un gran argumento, pensó _______, sino fuese porque ese vestido era suyo.
El fin de semana llegó rápido y con malas noticias para _______. Como todos los días en la universidad, se había reunido con los chicos en los jardines. Estando en plena charla Taylor se había acercado a Joseph y con su habitual tono sugerente, le propuso hacer planes en común.
_______ solo vio la escena y rió. Las chicas con tan poca autoestima, como para rebajarse de tal forma, solo le provocaban eso: risa. Pero la sonrisa en su cara desapareció al instante al escuchar la propuesta.

- Sé que estás deseando entrar en ese local tan de moda, "El Ritual" -dijo Taylor acariciando suavemente el cuello de Joseph- Y yo iré esta noche con mi primo ¿Quieres acompañarnos? -propuso animada.

- ¿Qué te hace pensar que a vosotros sí os dejarán entrar? -preguntó curioso- He escuchado muy buenas criticas pero no dejan entrar a cualquiera. Al parecer tienes que tener un club de fans o algo así.

- Si fuese así tú entrarías -susurró _______ divertida- Perdón -se apresuró a decir al notar que lo había dicho en voz alta- ¿No te has hartado ya de que te nieguen la entrada?
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Mar Jun 02, 2009 11:54 pm

- ¡Esta noche no lo harán! -exclamó Taylor- Mi primo hará que nos dejen entrar.

- ¿Y quién es tu primo para conseguir tal milagro? -se burló impasible _______.

- El novio de la relaciones públicas -respondió orgullosa Taylor.

- ¿En serio? -preguntó sin dejar de reír.

- ¡Sí! Y ella es la que manda en ese lugar, no se hace nada sin que ella lo diga.

- ¿La conoces? - _______ no aguantó las carcajadas.

- Aún no. Pero esta noche me la presentará mi primo Nicholas.

La diversión desapareció de la cara de _______, y se maldijo por haberse involucrado con ese hombre. No hacía más que meterla en líos. Aunque se tranquilizó poco después al percatarse de que más que un problema era un alivio. Si ese supuesto primo fuese otro no podría impedir que entrasen. Al menos, no sin descubrirse. Pero con Nicholas, podía hacer lo que quisiese, y tenía claro que esa noche su querida prima Taylor recibiría la negativa de su adorado familiar.

_______ respiró hondo al tener la solución a su problema y se dispuso a llevar sus planes a cabo. Esa noche tenía que concentrarse casi por completo en Nicholas. De un modo o de otro, ese hombre era el centro de toda su atención. Y sino fuese porque estaba tan endiabladamente bueno, haría tiempo que habría desaparecido de su vista.

Los chicos siguieron haciendo planes, mientras que _______ se alejó de ellos para desbaratarlos. Llamó a su queridísimo supuesto novio y con la voz más sensual que fue capaz de crear le susurró las órdenes necesarias para que su noche fuese tal y como ella quería.

- Hola guapo. Esta noche tengo algunas cosas muy importantes que... -se detuvo para soltar una risa que devastaría a cualquier hombre- tratar contigo. Ven solo. No quiero ninguna compañía que estorbe.

A lo que él contestó sin demora.

- Por supuesto. Allí estaré en cuanto abráis.

La desesperación en sus palabras la irritaba más que la halagaba. Colgó con un claro gesto de desprecio y se preguntó ¿qué habría visto en él? Después vino una imagen de él desnudo y se contestó ella misma con una sonrisa malévola. Había muchas cosas aprovechables en ese hombre. Aunque sin duda su cerebro no era una de ellas.
Aliviada de que sus planes fuese tal y como deseaba se acercó a los chicos. Taylor estaba hablando por teléfono, y no parecía contenta. Al parecer su primo no había tardado en contentarla, llamando a la compañía que sobraba esa noche para dejar claro que iría solo. Le encentaba que los planes saliesen bien.

- ¿Por qué tan sonriente? -preguntó extrañado Joseph.

- Nada mi Joey -contestó con una radiante sonrisa mientras se apoyaba en su hombro- Solo es que he recibido buenas noticias. El trabajo de esta noche no será tan pesado como creía.

Por el contrario, parecía que iba a ser muy divertido. Puede que Nicholas la irritase y que ya fuese siendo tiempo de librarse de él, pero de lo que no le cabía duda es de que no sería ella la que lo pasaría mal. Nunca era ella la que lo hacía. No es que fuese cruel y quisiese hacer daño a nadie, solo que si era inevitable hacerlo, al menos, podría divertirse un poco.

Joseph miraba atónito la expresión de su amiga. Sabía que a veces se comportaba de una forma extraña. En momentos como este se planteaba si ella estaría celosa de Taylor y por eso actuaba así. Pero _______ nunca se fijaba en ningún hombre. Y eso lo extrañaba aún más. Era lógico que los hombres no se fijasen en ella. Él mismo no lo haría sino fuese porque era su mejor amiga. Pero ¿cómo era posible que ella nunca se fijase en ninguno? Le atormentaban las palabras de David; "Siempre ha estado y estará enamorada de ti". No pensaba que fuese posible pero no podía evitar sentirse culpable cuando la abrazaba o expresaba de alguna forma su cariño ¿La estaría alentando? ¿Sería él el responsable? ¡Claro que no! respondió con contundencia. _______ no era ninguna cabeza hueca sensiblona que fuese malinterpretándolo todo. Ella era fuerte, inteligente y decidida. Y olía tan bien...
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Mar Jun 02, 2009 11:55 pm

Tras asegurarse de que había quebrado la salida de Taylor con su amigo, _______ fue tranquila al trabajo. Tras asegurarse de que no había ningún problema al hablar con el encargado, fue a la entrada a confirmar la lista de invitados y preparar la zona VIP. Esta noche estaría reservada para ella. Todo el local era una gran zona VIP, por lo que ninguno podía considerarse mejor que otro. Su jefe había tardado en conseguir esa clientela y ella se los había ganado. La misteriosa, joven y sensual bailarina que hacía sonreír a todos con sus bromas y que se estremeciesen al verla contonearse. Era tan cínica como esos grandes hombres de negocios y conocidos playboys. Los sorprendía con su elaborada y elocuente argumentación. La admiraban casi tanto como la deseaban. Y ella no solo lo sabía sino que lo aprovechaba a su favor. Había creado contactos a todos los niveles. Solo necesitaría levantar el teléfono para conseguir lo que desease de uno u otro. Ellos le debían favores y nunca le negarían nada. No solo por ser encantadora y que se atreviesen a llamarla amiga, sino porque ella conocía los más escabrosos secretos de esos importantes millonarios. Se había hecho un hueco en ese mundo y pensaba explotarlo cuando fuese el momento.

El local se abría tarde para que sus clientes tuviesen donde asistir tras las cenas y eventos correspondientes. Y nada más abrir, la entrada de todos ellos era inmediata. _______ observaba a Miley abrumada por las peticiones de todos sus clientes. Aunque había dos camareras y un camarero más en esa barra todos acudían a ella. _______ sonrió ante el éxito de su amiga y continuó con el escrutinio. Posó la mirada ante un típico conflicto. Dos hombres discutían acaloradamente mientras que una rubia sacada de la portada del Playboy se escondía tras uno de ellos. No hacía falta ser un genio para saber que discutían por la chica. Pelea de faldas, su especialidad. Se acercó a ellos con una encantadora sonrisa, dispuesta a concluir con la disputa. No discutirían en su local, no en su turno.

Caminó entre la gente que se hacía a un lado para que pasase. Con un pantalón negro ajustado, unas botas altas de tacón de aguja, un fino corsét negro y un top blanco que apenas tapaba el sostén negro que se transparentaba, provocaba las miradas de todos a su alrededor. El maquillaje exquisitamente dispuesto marcaba el turquesa de sus ojos y lo carnoso de sus labios. Su melena dorada y ondulada flotaba como una nube de polvos mágicos.

- Hola chicos -saludó coquetamente- ¿Algún problema?

- No ___ -contestó el hijo del magnate de software más conocido del momento.

- ¡Claro que sí! -rectificó el soltero millonario más codiciado según los medios- Intentó sobrepasarse con mi... -miró a la rubia y concluyó- amiga.

- ¡Oh! Ya veo -dijo acercándose sugerente- ¿Crees que es una chica por la que te tengas que jugar el físico? Sería una pena que tu cara acabase amoratada -afirmó con una sonrisa pícara mientras pasaba un dedo por su mejilla- ¿Por qué no os venís a tomaros una copa conmigo y dejáis la discusión para otro momento?

No esperó a que le contestasen y caminó hacía la barra. Ya allí miró para confirmar que los hombres la seguían olvidando incluso a la despampanante rubia. _______ era una rubia mucho más interesante en esos momentos. Ninguno tenía la esperanza de conseguir nada de ella, pero ese misterio que la envolvía y esa seguridad en si misma la hacía más atractiva que cualquier barbie. Y tampoco tenía nada que envidiarlas. Era delgada pero con voluptuosas curvas. Ella siempre consideraba que le sobraba algún que otro kilo pero eran esos pocos kilos en los sitios adecuados, lo que hacían volverse loco a cuanto hombre la miraba.
Tras apaciguar varios conflictos más y asegurarse de que un millonario recién divorciado, que comenzaba su incursión en las noches de fiesta, regresase pronto y frecuentemente, fue a buscar a nicholas. Lo habían llevado al reservado que había acomodado para ellos. Espero largo rato pero por el espejo falso que cubría una pared, podía verla trabajar. Caminaba y sonreía entre la multitud saludando a todos. No sabía nada de ella, se dijo Nicholas, sin embargo, daría su fortuna por averiguarlo todo. Un investigador había logrado saber mucho más de lo que probablemente ella desease. Pero no pudo evitarlo. Tenía que saber de ella antes de presentarla a su familia y pedirle lo que tanto deseaba, que fuera solo suya.

_______ había decidido librarse de su actual incordio. Ya había escarmentado y no volvería a involucrarse con nadie que conociese en el trabajo. Pero eso provocaría una vida de celibato, teniendo en cuenta que fuera de ese sitio todos la creían algo parecido a un hombre con pechos. Y era probable que ninguno se hubiese percatado de que los tenía, por muy proporcionados que fuesen.

La joven caminó hasta encontrarse a Nicholas a escasos centímetros. Rozó con sus labios los de él con la promesa de lo que podría darle y la tortura de lo que no obtenían. Se separó inmediatamente y con una sonrisa cínica y arrebatadora caminó hacía la barra.

- Has sido un niño muy malo -juzgó pasando sensualmente la mano por la barra mientras la rodeaba- Eso de espiar mi intimidad no me ha gustado nada -informó parándose frente a él tras la barra, con una mirada fulminante- Creo -prosiguió- que tendré que castigarte.

- Solo quería saber lo básico sobre ti, ya que tú no me lo cuentas... -acusó inocentemente.

- Bueno ¿no crees que si no te lo cuento es porque no quiero que lo sepas? -preguntó algo más amable- Pero olvidemos el pasado. Hablemos de lo que harás para compensarme -ordenó acercándose con una copa.

- ¿En qué estabas pensando? -preguntó sugerentemente.

- Ya se me ocurrirá algo -susurró en sus labios rodeándole el cuello con los brazos- Pero ahora -continuó separándose impulsivamente- tengo que trabajar.

_______ caminó sin mirar atrás. Pero no era necesario que lo hiciese para saber lo que vería. Un hombre frustrado, muy frustrado. Daba igual lo que hubiese dicho ella, él sabía que lo castigaba por lo que había hecho. Sabía que lo hacía premeditadamente. Y era cierto. ________ no podía arriesgarse a perder al rey de las fiestas. Él y sus amigos gastaban en una hora más de lo que ella ganaba en meses. Pero estaba decidida a quitárselo de encima. Si lo castigaba por incumplir la norma número uno, que era no invadir su intimidad, él solo podía resignarse y compensarla. Lo que no sabía es que ella no se alejaba para hacerse la interesante o torturarlo para que aprendiese la lección. Era una táctica mucho más elaborada. Le dejaría seguir pensando que eran algo, se haría la ofendida de una forma recatada y poco vengativa, pero no lo dejaría acercarse, hasta que se fuese acostumbrando al alejamiento y se hartase de ser un segundo plato o se aburriese de esa relación. Y ella se encargaría de que así fuese.
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Mar Jun 02, 2009 11:56 pm

Los días iban pasando y _______ se estaba relajando. Las clases recién comenzaban por lo que no estaba muy ajetreada. Y aunque era su último año para licenciarse, estaba tranquila porque tenía su futuro planeado. No todos podían permitirse terminar y comenzar a trabajar en la empresa de papá, como Joseph. Pero ella había hecho sus contactos y echaría mano de ellos en cuanto acabase en la universidad. Puede que no la respetasen como mujer de negocios, recién licenciada y con sus antecedentes, pero los que la conocían sabían que su cerebro podía ser una autentica maquina de hacer dinero. Ya había tenido varias solicitudes para hacer pequeñas colaboraciones en un ámbito que le encantaba: la publicidad. Pero sabía que como comenzase a trabajar dejaría de lado los estudios, así que se dispuso a acabar lo antes posible y después buscar empleo. Los veranos solía trabajar junto a Joseph en la gran empresa de su padre y así tener algo de experiencia laboral. Pero no quería aprovecharse de su amigo. Sabía que si la contrataban no sería por su capacidad. Y aunque en otro caso no le habría importado, si en el de él. Que otro pensase que darle trabajo es hacerle un favor, le daba igual, ya que le demostraría cuan cualificada estaba. Pero no quería ni pensar que Joseph pudiese creer que ella no era valida para el empleo. Puede que le importase demasiado lo que pensase él de ella pero era normal, ¡eran amigos!, se dijo _______ convencida de ello.

Joseph deambulaba por la facultad haciendo tiempo para su próxima clase. Sonrió a un grupo de chicas que casi se infartan al verlo y caminó hacía secretaría para terminar de arreglar todos los papeles para la matricula. Siempre dejaba todo para el último momento, le había reprochado _______. Y era cierto. Era el último día para solucionarlo o se quedaría fuera de esa universidad.

La secretaria del campus sonreía extasiada a un joven alto y atractivo, que por su tez pálida Joseph dedujo que no era de allí. No es que no hubiese rubios de ojos claros pero no de piel tan clara. Se le acercó e intentó disimular la curiosidad. Pero la mujer estaba tan ocupada babeando por el bello rostro del hombre que no contestaba a sus preguntas. Joseph se compadeció de él y le indicó a dónde tenía que ir y le explicó algunas cosas importantes sobre el campus. Tras arreglar los papeles. Cosa que tardó en ocurrir, debido al sofoco de la empleada al cargo, al tener a dos ejemplares de varones jóvenes tan bien formados frente a sus narices. Fueron a dar una vuelta por la universidad y así explicarle mejor su dinámica.

- ¡Perdón! He sido un descortés. Me llamo Lincoln Becker -se presentó extendiendo la mano- Pero puedes llamarme Linc.

- Joseph Jonas –repuso estrechándole la mano- Joe para los amigos

- Un placer. Perdón, pero esa mujer me tenía medio histérico.

- Vete acostumbrando. No sé de donde vengas pero aquí las mujeres son así de... desinhibidas -concluyó soltando una carcajada.

- No tengo claro de si eso es bueno o malo - dijo Lincoln sonriente- Yo recién llego del extranjero. Estuve unos años en Europa. Mi padre quería que me formase en una universidad inglesa como él hizo. Pero falleció hace unos meses y me he tenido que hacer cargo del negocio familiar. Pensé que no sería una buena idea dejar de estudiar porque no me tomarían en serio mis empleados, además este es mi último año. Pero no podía seguir fuera, por eso me he trasladado aquí.

- ¿Entonces eres de acá?

- Mi padre sí, y yo nací aquí, pero mi mamá es sueca.

- Ahora entiendo. Y siento mucho lo de tu papá -afamó Joseph comprensivo

- No te preocupes. Apenas lo conocía. Mis padres vivían juntos pero tenían vidas separadas y yo estaba siempre con mi madre. La única vez que mi padre se percató de mi presencia fue para enviarme a Londres. Ahora vivó con mi mamá de nuevo.

- Mis padres también se separaron. Pero ellos tuvieron que poner tierra de por medio. Mi madre no consiguió arruinar a mi papá por mucho que se esmeró, y decidió irse a buscar una nueva victima lejos de aquí, donde nadie supiese como era en realidad. Viví un tiempo con ella pero no soporté su frivolidad y volví con mi papá. No me quejo, ahora tengo una familia de verdad. Mi papá se volvió a casar y es una mujer muy buena. Y tengo muchos amigos. Creo que mi necesidad de volver fue más por no perder a mis amigos que por mis padres -meditó Joseph.

Hablaron durante largo rato sobre sus vidas. Ambos notaron la facilidad con la que se abrían el uno al otro. Se habían caído muy bien. Y aunque Lincoln lo necesitaba para conocer más de ese lugar desconocido para él, no fue eso lo que le impulso a estar toda la mañana con él, sino lo cómodo que le resultaba.
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  alyson !* el Miér Jun 03, 2009 12:30 am

Hola !
me gusto mucho tu nove es muy diferente al resto de las novelas que he leido
siguee sii ?

byebye!
avatar
alyson !*

Cantidad de envíos : 91
Puntos : 93
Fecha de inscripción : 02/06/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Jue Jun 04, 2009 12:20 am

Ya con bromas, Joseph iba clasificando a los estudiantes que se encontraba a su paso. Comentó la afición por el tabaco ilegal de un grupo sentado en una zona estratégica del campus, señaló a los típicos lerdos, que no era necesario esmerarse en reconocerlos, y fueron hasta el campo de fútbol donde entrenaba con sus amigos. El entrenamientos aún no comenzaba pero las animadoras estaban ejercitándose.

- Me imagino que la rubia es la jefa de animadoras -dijo sonriente por la forma en la que ella los miraba.

- Sí -afirmó con un suspiro- Es Taylor. -

- Veamos si adivino: eres el capitán del equipo de fútbol y ella algo así como tu amiguita en circunstancias especiales -bromeó Lincoln.

- Algo así -verificó con una sonrisa.

- Esto parece una película de lo más estereotipada. Solo falta que aquella chica -señalando- sea la típica impopular que sueña con ser animadora y vive enamorada de ti. Te hará los trabajos para estar cerca de ti y contentarte.

- No podrías estar más equivocado. Ella es _______, mi mejor amiga. Odia a las animadoras y todo lo que representan. Y le cuesta la misma vida acordarse de hacer sus propios trabajos, no creo que nunca se pare a pensar en hacerme alguno a mí -explicó divertido Joseph.

- ¡Vaya! Eso no me lo esperaba. El capitán del equipo de fútbol el mejor amigo de una... -se quedo helado al verla girarse y sonreír. Sin nada de maquillaje y una simple coleta, era el rostro más perfecto que había visto nunca. Sus enormes ojos turquesa se le clavaron en el alma y esa sonrisa lo cegó hasta no recordar quien era lo qué hacía allí- ¡preciosidad!

- ¿Qué? ¿___? -preguntó extrañado.

- Por Dios, ¿no serás tan ridículo de decir que semejante mujer es fea? Esos enormes ojos y esos labios carnosos... ¡Tienes que presentármela!

- ¿Estás de broma, no? ¿___? -repitió Joseph de nuevo incrédulo.

- ¡Oh vamos! Esa ropa no engaña a nadie. Podría ponerse un saco y estaría igual de bien. Aunque no hay mucha diferencia con lo que lleva. Puede que necesite un asesor en moda, y no es el tipo de mujeres en las que me suelo fijar, pero con esa cara de ángel ¡haré una excepción!

- ¿Estás de broma, no? -volvió a repetir malhumorado- ___ es mi mejor amiga, no voy a dejar que juegues con ella. Puede que no sea una belleza pero es muy buena chica.

- ¿Es que no tienes ojos en la cara? ¿Que no es una belleza? ¿Es que tiene que llevar pompones para que la veas bien? -le espetó extrañado.

- ¡No digas tonterías! Puede que yo no sea muy objetivo porque siempre la he visto como mi hermanita, pero si nunca ha tenido novio ni ningún hombre se ha interesado por ella es por algo.

Por supuesto que no era bella, pensó Joseph. Era cierto que tenía unos enormes ojos en los que podías perderte como si fuesen un océano. Puede que cuando sonriese pareciese capaz de salvar una vida con esa simple sonrisa. Es seguro que tenía una cara angelical. Pero en ningún momento podría decirse que era una belleza. Nadie la compararía con esas huecas y superficiales que se llevaban horas delante de un espejo buscando la forma perfecta de seducir a un hombre. Nunca sería una mujer segura de si misma y de su aspecto que haría que los hombres cayeran rendidos a sus pies. Nunca sería la clase de mujer que a él le gustaba.
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Jue Jun 04, 2009 12:23 am

Aprovechó la llegada del inseparable de su primo para que verificase su opinión. Lincoln era muy sincero y además, nunca lo contradecía, así que estaría de acuerdo con él.

- Kevin... ¿tú crees que ___ es guapa? -preguntó sin querer escuchar ninguna clase de afirmación y lo dejó claro- ¿A qué no?

- ¿___? ¿Guapa? -miró extrañado a su primo- Pues claro que lo es.

- ¿Qué? Hablo en serio ¿Te parece guapa? -insistió atónito Joseph.

- Que sí wey ¿por qué crees que todos quieren bloquearla cuando jugamos a basket? -bromeó Kevin. Reía divertido hasta ver la cara de enojo de su primo, y se puso serio al instante- Todo el mundo sabe que es muy guapa. No es el tipo de mujer que haga que te caigas del asiento porque tiene cero feminidad, pero es guapísima.

- ¿Y por qué ninguno me lo ha dicho nunca? ¿O ha intentado nada con ella jamás? -protestó enojado- Si tan guapa os parece habría alguno al que no le importase de qué forma vistiese.

- Más de uno -confirmó Kevin muy serio- Pero todos cuando os conocen piensan que estáis juntos y ya después se convierte en un colega más y es como morboso intentar ligar con uno de los nuestros, aunque sea una chica.

- Hola ¿De qué hablan que están tan serios? -se preocupó _______ al acercarse. Nadie contestó y solo miraron a Joseph que la inspeccionaba de arriba a bajo como buscando algo que se le hubiese pasado por alto.

- Nada -dijo finalmente Kevin- Solo decíamos que eras muy guapa y Joe no estaba de acuerdo.

Por alguna razón ese comentario le dolió más de lo que le gustaría reconocer a _______. A ninguna mujer le gusta que le digan que no es hermosa pero no a ella. Es cierto que le gustaba seducir y aprovechaba su aspecto para ello. Pero ella consideraba que era cuestión de actitud no de físico. Si alguien no la consideraba bella no le importaba, para gustos los colores, y a ella los gustos de los demás le era bastante irrelevante. Había conseguido que hombre que odiaban las rubias, que se sentían atraídos por mujeres mucho más voluptuosas o incluso, que no soportaban a las chicas tan exuberantes, cayesen rendidos a sus pies. No le preocupaba que la considerasen fea. Ninguno excepto Joseph ¿Por qué demonios pensaba que era fea?, se preguntó ella. Le entraron unas ganas locas de ir a su casa colocarse un vestido ceñido y unos tacones de aguja y demostrarle lo bella que podía ser. Pero no era más bella por disfrazarse mejor, pensó apenada. Si con la cara limpia, su verdadero rostro, pensaba que era fea, daba igual que con un kilo de maquillaje si estuviese hermosa.

Joseph maldijo el día en que dejó que su primo se acercase a ellos. Vio fugazmente la tristeza en los ojos de su adorada amiga y quiso matar a golpes a ese bocazas. Pero justo cuando iba a corregir el error de Kevin, _______ sonrió y desvió la mirada curiosa hacía el tercer hombre, desconocido para ella. Y no le gustó nada las sonrisas que se procesaban ambos. _______ no podía fijarse en un tipo como ese. Era el típico mujeriego. Lo tenía todo y presumía de ello. Era un guaperas que creía poder conseguir a cualquiera. Era... ¡como él!, afirmó Joseph asombrado por el camino que estaban tomando sus pensamientos. Ella no podía fijarse en un tipo como... ¡No podía!
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Jue Jun 04, 2009 12:24 am

(tuname) se presentó cortésmente a Lincoln y mantuvieron unas palabras. Extrañada por la forma en la que le miraba Joe, se mostró más introvertida que de costumbre ¿Estaría así por lo que había dicho Kevin? Si fuese así debería ser ella quien se enojase, no él ¿Por qué la miraba como si estuviese planeando un crimen? (tuname) pensó que se pudiese sentir amenazado por el nuevo. Pero a Joe nunca le había importado la competencia y no era un riesgo para su amistad ¿por qué había tanto reproche en su cara? No lo sabía ni le importaba, se dijo ella irritada. No le había gustado nada confirmar que Joe no tenía en gran estima su físico, pero no tenía ninguna intención de que nadie lo notase.
Días después (tuname) seguía igual que siempre. Lincoln se había ganado a todos y todas con su encanto, convirtiéndose en uno más. Aunque ella notaba que él no la trataba igual que los demás, no le dio mayor importancia. Era la primera vez que alguien no pensaba que era la novia de Joe. Solo era eso. Pero lo que la traía desquiciada era el comportamiento de Joe. En los últimos días no había pasado más de una hora con ellos. Siempre se sentaba y tras comenzar cualquier charla acababa levantándose y yéndose sin la menor explicación. Además de que nunca estaba en su casa cuando iba a verlo. O eso decía su madrastra. Y lo peor de todo es que se había enredado más de lo sensatamente permitido con Dulce. Estaba claro que algo le pasaba. Y lo averiguaría en cuanto estuviesen a solas. En esos momentos estaban rodeados de gente y no era el lugar apropiado.
Joe miró al grupo, irritado. De nuevo (tuname) estaba sentada junto a Nick. Volvían a charlar animadamente. A sonreírse como si estuviesen solos. No soportaba verlos. Tenía que salir de allí. Así que se levantó y sin decir una palabra se fue maldiciendo entre dientes.
(tuname) lo había estado observando y apenas escuchaba lo que Nick le contaba, así que le sonreía para que no se enojase. Al ver que Joe se iba, se disculpó y lo siguió.
- ¡Joe! -lo llamó corriendo tras él. Joe se paró al escucharla y la miró con ternura al llegar hasta él y abrazarlo por la cintura- ¿Vamos a tomar un café? Desde que te has echado novia no quieres saber nada con nadie -protestó arrastrándolo consigo.
- ¡Eso no es cierto! -negó haciéndose un peso inamovible como si lo llevasen contra su voluntad. Pero estaba feliz de tenerla de nuevo tan cerca. Pendiente a él. Solo a él- Mileyno es mi novia. Yo no tengo ninguna novia -aclaró efusivamente.
- Pues entonces es que me has estado evitando -condenó enojada- Cada vez que he ido a verte a tu casa no estabas. Y con los chicos tampoco así que solo quedaba una opción: Dulce. Si no has estado con ninguna chica estos días ¿por qué has estado tan desaparecido?
Porque no soporto verte con ese buitre rondándote a la espera de que caigas en sus garras, quiso gritarle Joe. Pero no dijo eso, sino que intentó disimular hablando de lo atareado que estaba con el nuevo semestre. Caminaron y charlaron como solían hacer. Y Joe recuperó la seguridad en si mismo. (tuname) seguía siendo su (tuname). No es que él quisiese nada de ella más que su amistad, pero no le gustaba pensar que podía perderla. Y tenía que admitir que tampoco le gustaba tener que compartirla. Era un amigo celoso, pero solo un amigo.
- ¿Y tú? -preguntó evitando su mirada- ¿cómo has estado estos días? -no quería saberlo, pensó ¿por qué le había preguntado? Ahora le hablaría de lo enamorada que estaba de Chris y ¡no quería escucharlo!
- Bien -respondió con desgana- ¡como siempre
Joe sabía que ella era muy reservada. En tantos años nunca le había hablado de ningún sentimiento o atracción hacía ningún chico. Pero no pudo evitar sonreír de pura felicidad al no verla emocionada y saltando de alegría por ese tipo, como todas habrían hecho. Probablemente sí estuviese interesada. Seguramente se estaría muriendo por él para sus adentros. Pero todo eso le daba igual, porque si no lo decía no era real. Mientras ella no admitiese que sentía algo por otro... por alguien, se rectificó, él no consideraría que dicho sentimiento existiese.
- ¿Y qué te parece Nick? -¿Por qué demonios no paraba de preguntarle? Él no quería saberlo, ¡no quería! Pero esperó impaciente la respuesta.
- ¿Chris? -replicó extrañada- Pues es... ahm -se detuvo para mirarlo y sonreír- Me recuerda a ti.
- ¿A mi?- gruñó irritado. No había nada que lo pudiese haber ofendido más.
- Un líder nato, que se gana a todos con su encanto, que hace suspirar a las chicas con una sonrisa y arrebatadora y completamente... -hizo una pausa para sacarle la lengua burlona- engreído. Tal cual un clon exacto de ti.
- ¿Tú también suspiras por sus sonrisas?
- No suspiro por las tuyas ¿por qué iba a hacerlo por las suyas?
La respuesta debería haberlo herido en su amor propio, en cambio le alivio. (tuname) seguía siendo uno de los chicos. No había peligro de que se convirtiera en una niñita frágil y enamoradiza. Seguía siendo la niña que le hacía escaparse de casa por las noches para enseñarle a pelear. Con la misma coleta y sus enormes ojos que siempre estarían atentos a cualquier cosa menos las sensiblerías de las huecas del resto de mujeres.
- Creo que puede estar interesado en ti -dijo inexpresivo. Ya no le importaba. Ella no estaba interesada, así que daba igual que lo supiese- Me dijo que quería que os presentará, que le parecías muy guapa
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  alyson !* el Jue Jun 04, 2009 1:00 am

porfa sigue , me encanta tu novela
la amo I love you es muy buena

ByeBye !
avatar
alyson !*

Cantidad de envíos : 91
Puntos : 93
Fecha de inscripción : 02/06/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Jue Jun 04, 2009 11:56 pm

- ¡Oh! -y fue entonces cuando tú le dijiste que yo era fea, pensó (tuname)- Eso explicaría por qué siempre acaba misteriosamente sentado a mi lado aunque no nos sentemos a la vez -explicó risueña. Que extraño que no se hubiese dado cuenta. Pero ella nunca había tenido que pensar en los hombres de esa manera cuando estaba con sus amigos. No se había dado el caso de que un hombre se interesase por ella, con semejantes pintas. Y tenía que admitir que el chico estaba guapísimo. Pero ya había escarmentado, no volvería a involucrarse con otro hombre, cuando aún no se había librado del último. Pero esto no era el trabajo. Aquí no podía meterse en problemas. No, era mejor nada de hombres hasta que se licenciase y su vida se recompusiese un poco.
- Bueno en eso parece que también se parece a mi -bromeó Joe- ¡Vaya! -fingió haber hecho un descubrimiento- ¿será que me quiere sustituir?
- Los dos sois unos playboys pero no os parecéis en nada, en la forma de ser. Tú eres espontáneo, charlatán y cariñoso. Y él es más reservado, intelectual y carismático.
- ¡Eh! -protestó ceñudo- Él se ha llevado los mejores adjetivos
- Bueno, tú eres más payaso. Aunque... -se interrumpió recordando la imagen del joven y mordiéndose el labio prosiguió- él tiene mejor trasero.
A Joe no le hizo ninguna gracia ese comentario. No solo el hecho de que admirase más el trasero de otro que el suyo, sino que se hubiese fijado en tal parte del cuerpo. No le gustaba cuando a veces, muy pocas veces, ella mostraba signos de ser una mujer. Era eso lo que le irritaba, los hombres no alaban los traseros de otros hombres. Y ella era como un amigo para él. No estaba celoso, ni muchísimo menos preocupado de que ella pudiese sentirse atraída por Nick. Simplemente no le gustaba oírlo, se afirmó con rotundidez. Pero... ¿qué pensaría de su trasero? Se maldijo por el descontrol de sus pensamientos y volvió a la conversación intentando bromear.
- ¡Yo tengo mejor todo lo demás!
(tuname) se mordió la lengua para no decirle "desnúdate y lo comprobamos".
Joe estaba acostumbrado a que ella fuese descarada, directa y malpensada pero nunca con él, no de esa forma. Pensaría que es una insinuación o alguna estup¡idez de gallito de corral, y Joe ya tenía bastante alta la autoestima para ser ella quien se la subiese.
- ¡Si tú lo dices! -espetó casi en un susurro mirando al cielo- Supongo que es cuestión de gustos. Sois opuestos físicamente. Uno moreno, ojos miel, bronceado y de rasgos varoniles. Y el otro... -sonrió pícara. Sabía que no debía hacerlo pero sabía que eso molestaría a su arrogante amigo- rubio, de unos preciosos ojos azules... -fingió un suspiro- alto... -se mordió el labio como si la imagen en su cabeza le provocara calentura- y esa carita tan linda de bebé, que te entran ganas de apapachar.
No, definitivamente no le gustaba escucharla cuando hablaba como una mujer. No le gustó que hablase de una forma tan cariñosa de un tipo, por el que supuestamente no siente nada. No le gustó que suspirara como una hueca más. Y lo que sin ningún lugar a dudas, no le gustó fue la forma en la que se mordió el labio y sonrió de una forma tan lasciva que él mismo se sintió como un aprendiz dispuesto a dejarse enseñar.
- ¡Oh, vamos! ¡Era broma! -afirmó (tuname) estallando en risa- Quita esa cara de susto -le ordenó sin dejar de reír- Yo no soy ninguna niñita que vaya suspirando por ningún wey por una simple sonrisa -Tendría que darle mucho más que eso, pensó (tuname), aunque no dudo de que Nick pudiese dárselo.
Joe esgrimió una sonrisa y continuo soportando las burlas de (tuname). Pero no era la idea de que ella fuese una chica más que se dejase encandilar por un guaperas al uso, lo que le hizo quedarse en shock. No era la idea de que ella pudiese sentirse atraída por Nick lo que le dejo sin respiración. Lo que provocó que todas sus terminaciones nerviosas se despertasen fue su sonrisa sugerente y el brillo de picardía en sus ojos. No podía mirarle a la cara sin imaginársela mordiéndose el labio de nuevo. Era retorcido y perverso, se recriminó. No podía ver de esa manera a su mejor amiga. A su colega.
Joe le había dado una oportunidad a Lincoln y llevaban semanas haciendo cosas juntos. Por suerte para Joe, (tu name) estaba casi desaparecida. No le agradaba la idea de que su mejor amiga apenas diese señales de vida, pero aún le gustaba menos como se había comportado como consecuencia del acercamiento entre Lincoln y ella. Aunque no era con eso con lo que soñaba cada noche. Cada maldita noche soñaba una y otra vez con esa sonrisa arrebatadora ¿Cómo era posible que nunca le hubiese sonreído así? ¿Y por qué se fijaba ahora en eso? Él no debería estar pensando en esas cosas. Era su amiga, la quería y no sentía ninguna atracción por ella. Y si la sintiese, que no era el caso, se dijo inmediatamente, había millones de mujeres que le ponían mucho más que ella.

Lincoln había notado que Joe estuvo algo distante al principio y consideró que podía sentirse amenazado por ello decidió no hacer preguntas y solo esperar. Ahora parecía que ya había esperado bastante y tenía suficiente confianza para preguntar.

- Wey, ¿por qué te desaparecías tanto hace unas semanas? -se preocupó Lincoln- Tengo entendido que siempre pasaban el rato con los chicos. Todos estaban muy preocupados.

- Tenía cosas que hacer. Todos nos desaparecemos de vez en cuando -afirmó Joe.

No podía decirle que era por culpa de él. Y ahora sonaba absurdo decir que sentía celos. Podría malinterpretarlo. Él no sentía nada por (tu name) en el sentido sexual. Eran celos de amigo. Temía perderla. Que ocupase su puesto. O lo peor, que cambiase su forma de ser y se convirtiese en una enamorada más, que ve la vida color de rosa. No aguantaría ver a su (tu name) así.
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Jue Jun 04, 2009 11:56 pm

Lincoln no entendió el desvió acertado de Joe, para cambiar de conversación y lo ayudó, involuntariamente, a cambiar el hilo de la conversación.

- Ahora le tocó a (tu name) ¿Sabes qué le pasa? -preguntó despreocupado.

- Trabajo. No sé de qué o qué, pero me dijo que le traía de cabeza ¡No sé más! -contestó Joe inexpresivo.

- Se me hace raro. Todos dicen que son los mejores amigos, inseparables, y nunca los he visto juntos. Es curioso.

El incesante interés de Lincoln por (tu name) comenzaba a irritar a Joe. Se había convencido de que ella no sentía nada por él, pero ahora quedaba saber qué pensaba él de ella. Sabía que le había gustado al verla, pero no volvieron a hablar más del tema. Y si él insistía con ella podría ser peligroso. Ella podía ceder. Y si no lo hacía era su deber de amigo, se dijo Joe, quitarle los pesados de encima.

- ¿Te gusta (tu name)? -preguntó espontáneo, con una expresión insondable. Nick se sorprendió por tal acusación, que era como se la había tomado y se limitó a ser sincero.

- Me parece que tiene la cara de un ángel. Pero yo soy más de chicas con cuerpo de diablesa. Tú me entiendes -dijo sonriente- Es una buena chica. Es de esas que enamoran por su ingenuidad, pero no a alguien como yo. Me van las chicas malas y que estén ¡buenotas! -explicó dibujando la figura de una mujer voluptuosa con las manos.

El alivio se mezcló con la irritación en las entrañas de Joe. Era fantástico saber que no estaba interesado y no le preocupaba que dijese que ella no era la clase de chicas en las que él se fijaba, ya que Joe se fijaba exactamente en el mismo tipo de exuberantes mujeres. Pero no le hizo mucha gracia saber que podía ser el blanco de hombres enamoradizos ¿Que enamora por su ingenuidad? ¿(tu name)? ¡Para nada! No podía decirse tal cosa de la niña que le explicó de donde vienen los niños, con tan solo cinco años. Y con términos que escandalizarían al mayor de los vividores.

- (tu name) no es ninguna niñita ingenua. Aunque... -se interrumpió para soltar una carcajada- puede que en este aspecto si lo sea. Es muy inteligente y fuerte pero nada femenina. No es que no sepa la teoría -dijo soltándose más tempestuosamente en carcajadas- es que tiene cero práctica.

- (tu name) es demasiado orgullosa para admitir que hay algo que desconoce. Por eso evita esos temas -repuso Lincoln, animando la argumentación de su amigo.
Continuaron tomándose unas cervezas y poco después salieron para finalizar la tarde juntos. Lincoln tenía que recoger unos papeles de la oficina y Joe volver a su casa. Pero ambos se quedaron en el sitio al ver a una morena caminar distraídamente hacia ellos. Joe la reconoció al momento y justo cuando pasaba por su lado la paró.

- ¡Hola! -dijo risueño al verla y continuó rápidamente al notar que ella proseguía el camino sin echarle la menor cuenta- Soy Joe, amigo de (tu name). Ustedes son amigas ¿no?

- ¡Oh! El famoso Joe –contestó Miley desbastándolos con una sonrisa- Sí, somos amigas. Me llamo Miley.

- Yo Joe. Aunque ya lo dije -se recriminó por su estúpido nerviosismo- Él es Lincoln, un amigo.

- ¿Lincoln? -preguntó mirándolo de arriba a bajo.

- Sí -contestó sonriente- ¿(tu name) te ha hablado de mi?

A Joe no le gustó nada la situación. La belleza de Miley desapareció de sus prioridades en el momento en el que se dio cuenta de que (tu name) le había hablado de Lincoln. No sabía qué le enfadaba más si que (tu name) estuviese interesada en Lincoln, que le hubiese mentido, o que tuviese más confianza con aquella chica, como para contarle esas cosas ¿Acudiría a ella para hablar de los hombres? ¿Habría muchos más de los que ella habría escuchado hablar? Y ¿por qué demonios no le contaba a él?, se preguntó irritado una vez más.

- (tu name) me habla de todos sus amigos -explicó Miley intentando disimular, con bastante éxito, su nerviosismo.

- ¡Oh, vaya! Me había hecho ilusiones -bromeó Lincoln muy sonriente.

- Ya -¡Como todos! se dijo Miley- Tengo que irme. Hay mucho trabajo y como no vaya pronto (tu name) me mata -caminó apresurada para huir.

- ¡Espera! -le ordenó Joe agarrándola por los brazos- ¿Trabajan juntas?

- ¡Am!... yo... -trago saliva sonoramente.

- ¡Joe! -le reprochó Lincoln- ¡Estás asustándola!

- ¡Lo siento! - se disculpó soltándola suavemente.

- No importa -dijo corriendo del lugar- Tengo que irme -gritó desde la esquina.

A Joe le pareció muy sospechoso el comportamiento de la chica. Pero no tenía motivos para preocuparse. Si era extraño que ambas pudiesen trabajar juntas. Se suponía que (tu name) trabajaba cuidando niños. Y estaba claro que esa muchachita no se acercaría a un niño a menos que fuese el encargado de cargar las bolsas de sus compras. Pero no había nada macabro en ello. Aunque estuviesen escondiendo algo, no podía ser muy importante. Pero ¿por qué su amiga le escondía cosas? ¿Por qué confiaba en esa chica y no en él? se preguntó de nuevo Joe. Comenzaba a caerle bastante mal esa tal Miley.

- Guapa la chica -dijo Lincoln sacándolo de sus pensamientos- Aunque demasiado nerviosa.

- ¡Oculta algo! -condenó Joe.

- Está claro -corroboró Lincoln- ¿La seguimos? -preguntó sin darle importancia.

- Sí -respondió con gesto despreocupado. Se miraron, sonrieron y corrieron tras ella.

No tardaron en adelantar el camino recorrido por Miley. La vieron entrar por la zona de servicio de un local, y se quedaron perplejos al ver de donde se trata. "El ritual" ¿Qué hacia ella allí? Había dicho algo de (tu name). Joe pensó al instante que iban a encontrarse pero era imposible que fuese allí donde se encontrarían. Todo aquello empezaba a ser de lo más extraño y descubriría el motivo del nerviosismo de la chica.
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Jue Jun 04, 2009 11:57 pm

Capítulo 8

Miley corrió lo más deprisa que pudo hasta llegar al local. Aún era temprano para abrir, pero todos los empleados estaban ya allí. Llevaban una semana preparando la gran fiesta que se daría la noche siguiente. Un importante magnate había reservado el local para una fiesta privada para todos sus socios. (tu name) no había estado de acuerdo, pero cuando el hombre duplicó su propuesta inicial de alquilar el lugar, no pudo hacer nada. Eso no era bueno para el negocio. Todos debían tener claro que no eran más que nadie o se iría todo a pique. No le hizo ninguna gracia tener que cerrarle las puertas a otros clientes mucho más convenientes, para que un recién llegado presumiese ante todos. El tipo ni se había dignado a dar la cara. Solo había dicho que le gustaban las críticas que había escuchado del lugar y quería las puertas cerradas al público. (Tu name) no pudo negarse y ya que tendría que hacerlo, decidió hacerlo bien, así que planeó una velada que ninguno olvidaría.

(Tu name) estaba discutiendo por décimo quinta vez con las bailarinas para explicarles que no podían hacer su baile normal. Era una fiesta, no podía subirse a una tarima y bailar para esos tipos ¡No era un bar de alterne! Ella quería mostrar el estilo que caracterizaba al lugar. Las chicas estaban para animar la fiesta, pero si solo habría hombres o en su mayoría, no pretendía exhibirlas como carnaza. Había preparado un show, sexy pero elegante. Animaría la fiesta pero no se diría que era de mal gusto.

Miley se acercó de inmediato a (tu name) y le contó el encuentro con los chicos y su metida de pata. (tu name) la sonrió para relajar su nerviosismo y la tranquilizó.

- No dijiste nada que me descubra. Ya inventaré algo. ¡No te preocupes! -exclamó (tu name) con una tierna sonrisa- Ahora sube con las demás a ensayar, que llegas tarde.

- Lo siento, lo siento muchísimo... –dijo Miley apenada.

- No seas boba. No pasa nada. Sube y colócate -le ordenó suavemente con tono despreocupado.

Si no tenía suficientes problemas ahora esto, pensó (tu name).

Pero el estrés por el trabajo era superior a cualquier tontería que pudiesen provocar dos niñitos que se aburrían y no tenían nada mejor que hacer que interrogar a una chica nerviosa.

Las chicas ya ensayaban como debían y los pocos hombres que había estaban cargando el material en la dirección que ella les había indicado.

La fiesta sería privada por lo que no necesitaría a todo el personal, así que había prescindido del elenco masculino de los trabajadores. Solo irían los necesarios para la seguridad, tanto de la puerta -para que no entrase nadie que no estuviese invitado-, como de los clientes y de las chicas. Y eso tampoco le gustaba. No solo afectaría al negocio un día de puertas cerradas, sino que además, dejaría sin un día de sueldo a muchos empleados.

Irritada y furiosa (tu name) quiso alejarse de todos antes de acabar pagando con un inocente su frustración.
Lincoln y Joe se quedaron atónitos ante la imagen del local. Esperaron ver a Miley salir de nuevo o que algo explicase qué hacía ella allí. No es que fuese muy raro verla en un lugar como ese, pero no concordaba con lo que ella había dicho de encontrarse con (tu name).

- ¿Qué hace ella ahí? -se pregunto en voz alta Joe.

- Parece que trabaja en ese sitio -dijo mirando el letrero- "El Ritual". He escuchado hablar de él.

- Y ¿quién no? Es el lugar de moda de los ricos y famosos. Y da igual cuanto dinero tenga mi padre como yo no soy famoso nunca me dejan entrar -espetó enojado.

- ¿Pero esta chica no se iba a encontrar con (tu name)? -preguntó confundido Lincoln.

- Yo creo que fue una excusa o algo así, porque llegaba tarde a trabajar y se avergonzaba de decir que era aquí -especuló Joe.

- ¿Tú sabes la plata que ganan estás chicas por servirte una copa o bailar una hora en una tarima? Puedo asegurarte que ninguna se avergüenza. No eligen a cualquiera para ese trabajo ¿Acaso no la has visto como viste? Su ropa es de diseñadores que solo una niña rica puede permitirse -observó serio- Esas chicas no van enseñando carnaza como en cualquier tugurio. En esa clase de sitios las chicas visten más recatadas y con ropas más elegantes que las propias clientas -explicó Lincoln convencido.

- Parece que lo conoces -afirmó Joe.

- Ese sitio en particular no. Pero si muchos otros de idéntica fama -repuso sin darse importancia.

- Pues no le veo la gracia a ver bailar a una chica que viste como mi madre -replicó ceñudo.

- Visten elegantes pero no dejan de ser muy sexys. Y ahí está la gracia.
No necesitan ir semidesnudas para ser las mujeres más sensuales que te hayas encontrado en la vida -aclaró Lincoln con una sonrisa.

- ¡Joder! Ahora tengo más ganas de entrar -gruñó Joe.

- Algún día entraremos. Pero este fin de semana no puedo. Recuérdamelo la semana que viene e iremos -prometió con media sonrisa.

Joe estaba feliz e impaciente. Al fin podría entrar en ese maldito lugar, que tanto se le había resistido. Sabía que acabaría decepcionado. Pero ya era cuestión de orgullo. Nunca nada se le había resistido tanto. Y si todas las chicas que trabajaban allí eran como Miley, estaría encantado de conocer el lugar. Habría que darle una oportunidad al lugar si todos hablaban tan bien de él. Y aunque seguía pareciéndole muy raro que Miley trabajase allí, no le encontró ninguna relación con (tu name). Así que no se preocupó en lo absoluto. Además, iba a ir al lugar donde llevaba meses deseando entrar. Nada era más importante que eso en esos momentos. ¡Ni siquiera (tu name)!

La imagen de (tu name) sonriendo le borró todo y cada uno de los pensamientos que le rondaban la cabeza ¡Maldita sea! No había manera que esa escena se le olvidase. Pero un lugar atestado con las mujeres más bellas y sensuales de la ciudad podría hacerlo. Joe albergaba esa esperanza. Allí encontraría la solución a su actual problema. Que aunque no se paró de repetir que no era nada, no dejaba de atormentarle.

Lincoln estaba apuntó de dar media vuelta y largarse del lugar. Joe parecía inmerso en sus pensamientos y aquella esquina no le parecía más interesante que cualquier otra hasta que vio la puerta del local abrirse. Se quedó confundido y muy sorprendido y no pudo más que golpear en el brazo a Joe para que viese lo mismo que él.

- ¿Qué hace (tu name) aquí? -preguntó atónito.
- ¿Qué? -reaccionó de inmediato Joe mirando hacía el local- ¡(tu name)! -solo pudo decir perplejo.

(Tu name) necesitaba aire antes de acabar matando a alguien, así que salió unos segundos a fuera. Llevaba unos vaqueros despintados por lo que no le importó tirarse al suelo y apoyarse contra la pared. Se había manchado la preciosa blusa entallada que llevaba por lo que uno de los guardas le había dejado una camisa suya, que tenía de sobra, en la que cabría tres como ella. Le llegaba hasta las rodillas por lo que no se veían sus vaqueros ceñidos más que lo acampanado. Ya había aprendido de otros días y no se había maquillado y llevaba coleta. Nadie la veía así que quería estar cómoda para el trabajo duro. Sin en algún momento venía alguien a quien tenía que dar buena impresión solo tenía que soltarle la melena, ya que iba bien vestida -antes de mancharse- y no le preocupaba que la viesen sin maquillaje.

(tu name) estaba maldiciendo el mundo cuando el dueño de la camisa que llevaba se sentó junto a ella. Axel era un engreído como pocos, pero siempre la había tratado muy bien. La respetaba y hacía reír con facilidad. Cuando quería podía ser un encanto. Era una pena que eso no pasase a menudo.

- ¿Qué te ocurre? -preguntó mirando distraído alrededor poniéndose en cuclillas junto a ella.

- Tengo unas ganas locas de que pase este fin de semana -explicó (tu name) resoplando.

- Va a ser una fiesta única -vaticinó Axel risueño.

- Ni me hables de la dichosa fiesta.

- No seas negativa. Piensa en el lado bueno. Puede que tenga que hacer de organizadora de eventos pero al menos no vas a tener que sonreír a un puñado de esnobs del tres al cuarto. Puedes pasar de ellos. Y quien sabe... -continuó con una sonrisa pícara- puede que te permita deleitarte con mis encantos en algún que otro escarceo.

- Buen chiste -dijo sin parar de reír- Eres el único capaz de hacerme reír en un momento de estrés como este.

- Debería sentirme herido en mi amor propio, pero verte sonreír lo compensa -afirmó con una enorme sonrisa.

Axel la vio estallar en carcajadas y la cogió como si de un saco de patatas se tratase. Sobre su hombro comenzó a darle vueltas y ordenarle animadamente:

- Di que soy el hombre más maravilloso del mundo.

- ¡No! -se negó sin dejar de reír (tu name).

- ¡Dilo! -gruñó divertido.

Joe y Lincoln veían la escena atónitos. No entendían qué podía hacer (tu name) allí y se dispusieron a acercarse para preguntarle, hasta que el 4x4 salió y se sentó junto a ella. Entonces ellos solo pudieron mirarse y esperar que el otro le diese un significado coherente. Pero ninguno dijo nada. Y siguieron así, embobados en (tu name), como si nunca la hubiesen visto antes. Charlando con un grandullón que la sonreía coqueto y que después se atrevió a cogerla entre sus brazos y echársela al hombro.

Joe no podía creerse lo que estaba viendo. Empezaba a parecer absurdo que se hubiese preocupado de que (tu name) se fijase en un tipo como Lincoln ahora que la veían de lo más alegre con ese oso. Y no sabía como reaccionar. Hasta que escuchó lo que menos esperaba.

- ¡Eres el hombre más maravilloso del mundo! -gritó (tu name) antes de que Axel la dejase en el suelo.

Los chicos vieron como la soltaba frente a él, le besaba la frente y entraba de nuevo al local. Pudieron ver que le decía algo pero no escuchar el qué, solo la vieron abrir los ojos como platos y clavar la mirada en el suelo, mientras él se iba.

A Joe no le gustó nada las confianzas que se tomó el tipo y mucho menos la confesión de su amiga. Ese tipo no era para ella ¿Aunque que hombre lo sería? No se la imaginaba con un niñito a la moda, esos siempre iban con berbíes. Tampoco con un grandullón como ese. Aunque si era sincero consigo mismo, era más lógico que una chica tan... de sus gustos, acabase con un neandertal como aquel. No, nada que ver. Ella tenía que estar con alguien que compartiese sus aficiones y si ella vestía como un chico, pues al menos que el tipo lo hiciese de la misma forma. Y no lo decía porque ella se vistiese con su ropa, se afirmó Joe intentando convencerse de que no le había dolido ver como su amiga retozaba con el que probablemente era su novio.
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  alyson !* el Vie Jun 05, 2009 3:00 am

sigueee sii ?
cada dia esta mas buena !
avatar
alyson !*

Cantidad de envíos : 91
Puntos : 93
Fecha de inscripción : 02/06/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Vie Jun 05, 2009 3:45 am

alyson !* escribió:sigueee sii ?
cada dia esta mas buena !

alyson estas ahi??
para subir un cap chiquito xk la chica no esta postiando y sino se me acaba la nove!!
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  kiara el Vie Jun 05, 2009 4:00 am

sofia escribió:
alyson !* escribió:sigueee sii ?
cada dia esta mas buena !

alyson estas ahi??
para subir un cap chiquito xk la chica no esta postiando y sino se me acaba la nove!!
yo estoy sofi!!!!
y la nove esta super asi q sigue!!!!
avatar
kiara

Cantidad de envíos : 11
Puntos : 11
Fecha de inscripción : 05/06/2009
Edad : 24
Localización : En Jonaslandia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  alyson !* el Vie Jun 05, 2009 10:24 pm

sorry :/ !
sigue me encanta la nove encuentro que es muy original sii ?
byebye
avatar
alyson !*

Cantidad de envíos : 91
Puntos : 93
Fecha de inscripción : 02/06/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Sáb Jun 06, 2009 12:00 am

Capítulo 9 (primera parte)

(tu name) estaba asimilando lo que acababa de decirle Axel, "Dos tipos los observaban desde la esquina". Estaba claro que se trataba de Joe y Lincoln. Habían seguido a la pobre Miley después de haberla puesto de los nervios con preguntas. ¡Mier*da! Un problema más que añadir a la lista.
Ella no era de las que se paralizaban ante las dificultades, ni mucho menos huía de ellas. Así que levantó la mirada del suelo, dibujo una sonrisa y caminó hacía ellos.

Dio gracias al torpe chico que trajo los cafés por haberle derramado el chocolate sobre la blusa y poder así, verse como solía vestir frente a sus amigos. Hizo una mueca de descontento. No, no le daba gracias. Le había costado una fortuna la blusa y el chocolate estaba caliente. Se evadió de sus pensamientos y se dirigió a sus amigos con la mayor serenidad y normalidad que podía observarse.

- Hola ¿Qué hacen por aquí? -dijo en tono de saludo más que de curiosidad. Sabía lo que hacían no necesitaba preguntar.

- Íbamos de camino a casa... -se interrumpió Joe pensando que no podía decir que iba a su casa ya que (tu name) sabía de sobra que no estaba en esa dirección- ¡de Lincoln! -concluyó satisfecho de su rápida recuperación.

- ¡Ahm! -se limitó a decir (tu name) con una tierna sonrisa. Como si fuese a tragarse semejante estupidez, pensó ella.

- ¿Y tú? ¿Qué haces por acá? -intervino Lincoln.

- Trabajo aquí -confeso (tu name)- Mañana hay una importante fiesta privada y necesitaban mucha ayuda para limpiar, montar, recoger y acarrear trastos -sonrió relajada por lo sincera que sonaban sus propias palabras. Que mentirosa podía llegar a ser. Y que orgullosa estaba de ello. Había conseguido tantas cosas gracias a su inventiva que no podría renegar de ella jamás- Ustedes saben -continuó relajadamente- Para echar una mano y ganarme un dinerito extra. Como Miley trabaja aquí... me ha enchufado.

- ¡Oh! -intentó fingir sorpresa Joe- ¿Tu amiga trabaja aquí?

- Sí. Mi amiga, a la que has interrogado y apabullado con tontas preguntas, trabaja aquí. Aunque imagino que lo has deducido al seguirla -dijo sin dar importancia a la acusación. No pudo evitar una oleada de satisfacción al verlos palidecer y de inmediato ponerse nerviosos.

- Nosotros no... -incapaz de mentir Joe se calló. Y Lincoln seguía su ejemplo desde antes.

- Si querian conocer a mi amiga solo tenían q decírmelo. No hacía falta que la acosen.

(tu name) sabía de sobra que ese no era el motivo de las preguntas ni de que la siguiesen. Pero había conseguido dar una excusa, librarse de dar más explicaciones y además, de camino, los había hecho sonrojar. Cuando era mala, era la mejor. Y ¡cuanto se divertía! Pero tenía que ser cauta y no le convenía hablar del tema. Por eso ser ella misma la que dio una excusa para la conducta de ellos fue una buena idea. No creía que fuesen capaces de inventar nada creíble. Seguro que acabarían diciendo la verdad y eso le haría seguir hablando del motivo por el que ella está allí o su amistad con Miley. No le convenía. Pero estaba claro que sus amigos estarían demasiado ocupados pensando si rectificarla o seguir la farsa, como para ocuparse de otra cosa.
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Sáb Jun 06, 2009 12:02 am

CAp 9 pArtEE 2

Joe se había quedado perplejo con el comentario de su amiga. Había sido un alivio saber el motivo por el que estaba allí pero cuando hizo constar que sabía el motivo por el que estaban parados en esa esquina, quiso un hueco donde meterse y morir de vergüenza. Por suerte ella pensaba que era para espiar a la tal Miley. Pensó en desmentirlo pero rectificó rápidamente. Si ella pensaba mal no era culpa suya. Él no le había mentido, había sido ella la que había hecho malas deducciones. Sonrió satisfecho de no encontrarse en aprietos.

La sonrisa de Joe desapareció al instante, al ver a Axel asomarse fugazmente para gritarle apresuradamente a (tu name).

- ¡(tu name)! mueve tu precioso culi*to para dentro que las chicas están tirándose de los pelos. Y sinceramente, como hombre que soy, me niego a separarlas y perderme el espectáculo -gruñó falsamente y entro inmediatamente a deleitarse con la escena.

Joe y Lincoln esperaron la reacción de ella. Era evidente que ese tipo tenía demasiada confianza. Era el novio, se corroboraron mentalmente ambos.
(tu name) estaba cada vez más harta de la fiesta y de todos los que trabajarían en ella. Un problema más y acabaría descuartizando a alguien. Estaba frustrada y cansada, y no había manera de que todo acabase en un periodo lo suficientemente corto para salvaguardar su salud mental. Las palabras de Axel la habían puesto en alerta al trabajo de nuevo, olvidándose de que aún estaban presentes sus amigos.

- ¿Y para qué me avisa entonces? -susurró irritada (tu name)- Por mi que se maten entre ellas. Me tienen hasta el... -vio la cara de confusión de sus amigos y explicó algo más calmada- Tengo que entrar. Ya escucharon, los hombres se abstienen de meterse y solo quedo yo para separarlas antes de que se queden calvas -bromeó con una enorme sonrisa. Aunque era probable que acabasen decapitadas cuando ella entrase, pensó (tu name).

- ¡Oye! -la llamó Joe ante de irse- ¿Ese tipo es... algo tuyo? -pregunto serio.

- ¿Axel? -dijo como si intentase recordar de quién hablaba- Es el matón del local. Uno de los porteros ¿Por? -solicitó extrañada.

- Nos sorprendió veros tan juntos antes. Por eso nos paramos -se justificó vivaz Lincoln.

- ¡Oh, no! Salí a tomar aire porque estoy muy estresada con tanto trabajo y él me hizo compañía y me quiso animar un poco. Solo eso -explico risueña.

A Joe no le tranquilizaron sus palabras. Estaba seguro de que era su novio. Y ella se lo ocultaba. La rabia iba creciendo cada vez más. Si ya era malo que hubiese un tipo que ocupase un puesto más importante en su vida, encima ella no confiaba en él para contárselo. No se creía la mentira e iba a descubrirla.

- ¿Cogiéndote en brazos y diciéndote que muevas "tu precioso culi*to"? Todo un desconocido ¿no? -espetó con evidente enfado Joe.

- No he dicho que no lo conozca -respondió tranquila- Es un buen amigo. Tengo más amigos a parte de ti, Joe. Y si eso te irrita, lo siento -se justificó sarcásticamente (tu name)- Siendo sincera, me la pela que una vez más tengas celos -continuó a pesar de la cara exasperada de él- Tú ocupas el puesto que ocupas indistintamente de si hay más personas en mi vida o no -dijo como leyéndole la mente- ¡Jo*der! -perdió la paciencia- Ni que fuese nada tuyo para que siempre me estés escondiendo de todos -musitó irascible.

No entendía por qué le armaba semejantes escenas. Desde pequeños si la veía jugando con otro niño o que alguno se atreviese a acercársele, él lo espantaba y le montaba un berrinche. Era un posesivo con sus cosas. Pero ella no era un objeto.

Joe quiso gritar. Le importaba un pimiento quién era ese tipo, donde trabajase ella o si le ocultaba algo, pero no iba a permitir que lo que tenian fuese tratado como si no fuese "nada". Ella llevaba siendo parte de su vida desde que tenía uso de razón. Fue una de las razones más importantes por las que volvió a casa de su padre. Su madre era insoportable y egoísta pero ya la conocía y quería. Sin embargo, su padre era casi un desconocido cuando se mudó con él. Pero los mails y las llamadas no eran bastante para mantener el contacto con ella. La necesitó tanto que volvió a la ciudad sin pensárselo ¿Y ahora menospreciaba su amistad?

- ¿Nada? No me cabreés (tu name) -dijo Joe acercándosele peligrosamente- ¡No vuelvas a decir que no eres nada mío! -ordenó furioso- Si estás enfadada lo hablamos -continuó con más calma- pero no digas que nuestra amistad no tiene más valor que cualquier otra.

- No he pretendido decir eso -contestó comprensiva al verlo dolido- Solo digo que no soporto cuando te comportas como mi hermano mayor o mi papá, y me quieres encerrar para que nadie se me acerque -explicó con una enorme y tierna sonrisa- No te enfades mi niño -le pidió mientras lo abrazaba hundiéndose en su pecho- Sabes que no eres capaz de estar mucho tiempo enojado conmigo -afirmó deslumbrándolo con una traviesa sonrisa.

- Mi loquita -dijo Joe apretándola más contra él- Ni cinco segundos -suspiró y la alejó de él-Vamos, ¡vete! Te esperan para trabajar de árbitro en un combate cuerpo a cuerpo. Si hay barro quiero fotos.

- ¡Cochino! -espetó risueña enganchándose en su cuello y besándole la mejilla-Te llamo cuando llegue a casa. Bye -se despidió de ambos con un gesto suave con los dedos, antes de correr hacía el local.

Joe la vio alejarse y sonrió. Esa si era su amiga. Dura y fuerte con los demás pero muy cariñosa con él. Solo con él. Aunque después de lo visto con el grandullón ese, era probable que no se comportase así solo con él. Pero en ese momento no iba a pensar en eso. Aún tenía restos de los efectos que provocaba (tu name) cuando lo abrazaba, y quería saborearlos. (tu name) era su hogar. No había lugar en el mundo donde se encontrase más cómodo que entre sus brazos. Era una gran amiga capaz de consolarlo con una simple sonrisa, se dijo Joe.
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 6. 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.