[solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Página 6 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6

Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Mar Jul 07, 2009 4:27 am

Capitulo 67


Cuando Joe se levantó, ya a mediodía, se vistió a toda prisa para reunirse con su amada y hacer cualquier cosa para que se le pasase el enfado. Bajaba las escaleras perezosamente cuando escuchó tras él, que alguien lo seguía. Miró y esperó a que el hombre ojeroso lo acompañase en la bajada. Tiziano descendía abrochándose los últimos botones de la camisa. Era evidente que también se acababa de despertar y estaba en tan mal estado como él.

- ¿Preparado para el sermón? -preguntó el hombre con una sonrisa.

- Supongo –suspiró Joe, resignado.

- Ninel ha pasado toda la mañana cuidándome, pero en cuanto me vea bien, intentará matarme –aseguró Tiziano, rodeando a su hijo por los hombres, al bajar las escaleras y encaminarse hacía el salón.

- (Tu apodo) es al revés. Se enfada en el momento pero después es incapaz de mostrar rencor. Aunque creo que esta vez hará una excepción -se auto compadeció el muchacho, temeroso.

Entraron en la sala, en busca de sus mujeres y no las encontraron. Solo estaba Jean Carlo hablando por su teléfono móvil. Al verlos colgó y les sonrió.

- ¿Que tal la resaca? -preguntó burlón el italiano.

- Despiadada -contestó el padre, sentándose junto a él, frotándose los párpados.

- Pues despéjense que las chicas están furiosas. Y en cuanto los vean, empezará una guerra -informó Jean Carlo, serio, por una vez.

- Ya lo imaginamos -dijo Joe sentándose frente a ellos.

- Yo no querría estar en sus lugares -aseguró el joven- No tengo muy claro por qué están enojadas, pero han convencido a Dul para que las apoye -explicó Jean Carlo, haciendo que su padre resoplase.

- Tranquilo, que cuando vengan nos harán saber el porqué -afirmó Tiziano, pesadamente- ¡Unas mil veces!

- ¡Sí! -suspiró Joe vencido- Solo nos queda escuchar y callar.

- Por eso yo no tengo novia -admitió Jean Carlo, risueño- No voy a dejar que me armen pleitos por unas copas de más.

El joven estuvo a punto de tragarse sus propias palabras, cuando aparecieron las mujeres por la puerta. Su sonrisa desapareció al instante.

- Supongo que ninguna mujer se enfadará contigo porque te emborraches, porque ninguna se preocupa por tu bienestar -replicó (Tu name), liderando el comité "en contra de los hombres", seguida por Ninel y Dulce, ceñudas.

- Puede ser -admitió el muchacho.

- Ni tampoco, hay quien se ocupe de cuidarte por tu insensatez -prosiguió la chica, con las manos clavadas en su cadera.

- Velando tu sueño, muy preocupada, mientras que tú no pensabas en ella -añadió Ninel, colocando sus manos en la cadera también.

- Los hombres beben sin pensar en que somos nosotras las que los tenemos que aguantar después -intervino Dulce, imitando el gesto defensivo.

- De acuerdo, de acuerdo -aceptó Jean Carlo, levantando las manos, en signo de rendición- Esta guerra no es mía. No quiero ser la primera baja.

- ¡Estas exagerando! -aseguró Joe, pese a la cara de advertencia que tenía su padre- (Tu apodo), tú te has emborrachado tantas veces como yo.

- ¿Cuantas me has tenido que llevar a la cama, desvestirme y quedarte a mi lado como si fuese una enferma que no sabe cuidarse de sí misma? -replicó furiosa.

- ¡Ninguna! -admitió el chico cabizbajo.

- ¡Exacto! -espetó la chica ceñuda- Estábamos preocupadas por ustedes.

- Sí, nos despertamos y no los vimos. Salimos de la cama a toda prisa -explicó Ninel angustiada por el recuerdo- No sabíamos qué les habría pasado. Y cuando (Tu apodo) y yo nos encontramos en el pasillo, pensamos lo peor.

- ¡Y los encontramos juntos y borrachos! –concluyó (Tu name), cruzándose de brazos.

Padre e hijo se miraron, entendiendo qué era lo que podían haber sentido las mujeres. Habrían estado angustiadas pensando que se habrían ido por no enfrentar la situación o que se habían encontrado y estarían peleando. Había muchas posibilidades. Y los hombres agradecieron al cielo que esas mujeres se preocupasen por ellos. La felicidad los invadía. Pero aún la prudencia estaba presente.

- Lo sentimos mucho -aseguró Tiziano acercándose a su mujer- No queríamos preocuparlas -aclaró, acariciándole la mejilla.

- Bajé para pasear un poco y aclarar las ideas -explicó Joe, caminando hacía (Tu name)- Me encontré con Tiziano y estuvimos hablando.

- Y nosotras nos alegramos de que eso pasase -aseguró la joven- Pero ¿tenían que emborracharse?

- En realidad, yo ya lo estaba cuando él llegó -intervino en su ayuda Tiziano.

- ¿Y él decidió imitarte? -replicó (Tu name) ceñuda.

- Estaba inquieto y quería relajarme un poco -explicó Joe acariciándole tiernamente la mejilla.

- Lo entiendo -suspiró la chica- Pero me angustié cuando me desperté y no estabas.

- Lo siento, cariño -dijo Joe estrechándola entre sus brazos con dulzura.

Dulce se había alejado de la escena de reconciliación y observaba a las dos parejas abrazadas, desde el sofá, sentada junto a su hermano.

- Hoy he comprado sin control ¡Me he gastado una fortuna! -aseguró la chica a su hermano, ignorando al resto.

- ¿Me has comprado algo? - replicó burlón.

- Sí, tu regalo de Navidad -contestó Dulce, sin importancia.

- ¿Has esperado hasta ahora para comprarlo? -protestó irritado.

Joe ignoró la nueva pelea entre sus hermanos y condujo a (Tu name) hasta el sofá. Se sentaron y la abrazó, acurrucándola contra su pecho.

- ¿Y tú? ¿Me has comprado algo? -preguntó Joe con una sonrisa picarona.

- No -contestó (Tu name) con ligereza y sin mirarlo a la cara. Segundos después añadió- Te lo compré hace semanas.

La sonrisa de Joe se ensanchó y un brillo de amor inundó sus ojos. Pero (Tu name) estaba acurrucada entre sus brazos, escuchando a los demás, sin prestar atención al efecto que tuvo en él sus palabras. Joe también le había comprado su regalo, sus dos regalos, semanas antes. Había modificado levemente uno de ellos, pero en cuanto los había visto había pensado en ella, sabiendo que le encantaría tenerlos.

- ¡Vamos! -exclamó Ninel sacando a todos de sus respectivas conversaciones y pensamientos- ¡Vamos a comer!

Como una auténtica familia, todos siguieron a la matriarca hasta la mesa, entre risas. Joe no dejaba ni un segundo de abrazar a (Tu name) y Tiziano hacía lo mismo con su mujer. Agarrados de la mano, la joven pareja se sentó a la mesa, frente a los hermanos de él.

- Necesito la mano para comer -le exigió la chica a Joe.

- Tienes otra -contestó él, negándose a soltarla.

- Cuñadita, si tienes problemas para comer, yo puedo dártela en la boquita -bromeó Jean Carlo, sin rastro de malicia.

- Al que le van a tener que dar de comer es a ti, después de que te rompa los brazos -aseguró Joe, fingiendo enfado.

- ¡Eso habría que verlo! -bramó su hermano.

- ¡Cuando quieras! -espetó él.

- ¡Ya, basta chicos! -ordenó Tiziano con una sonrisa- ¡Dejen de pelear!

- ¡Déjalos papá! Están recuperando los años perdidos -bromeó Catherine mirando a sus hermanos con ternura.

- Son muchas peleas de hermanos que recuperar -aseguró Jean Carlo con una sonrisa.

Joe sintió como se le encogía el corazón. "Hermanos". Tenía hermanos, al fin tenía una auténtica familia. Una familia de verdad, no una de acogida. Adoraba a su padre, Franco, pero siempre se había sentido en deuda por recibir su amor. Pero Dulce y Jean Carlo no le estaban regalando su cariño y compasión, eran sus hermanos y bromeaban y lo fastidiaban como si deseasen serlo de verdad. Se sentía increíblemente cómodo en esa situación. Con sus padres, sus hermanos y su…. (Tu name).
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Jue Jul 09, 2009 12:38 am

Capitulo 68

El día anterior, las chicas habían pasado la mañana de compras. Además de porque necesitaban los ingredientes para la gran cena de esa noche, también porque pensaron que Ninel y (Tu name) necesitaban comprar compulsivamente para olvidar el mal trago de esa mañana. Se rieron y compraron mucho. Ninel conocía a la chica desde que era muy pequeña, pero ahora más madura, le pareció una muchacha muy sensata, con la que le gustaba hablar. Dulce, también disfrutó con las charlas feministas y estrategias de venganza contra los hombres insensibles.

La tarde había sido igual de divertida. Todos habían estado en casa reunidos, charlando y riendo. Tiziano y Ninel contaron su historia de amor a todos, y aunque era algo incómodo, todos escucharon atentamente. Jean Carlo bromeó con la idea de que le gustaba más ser el hermano mediano que el mayor.

- Hermanito, te paso toda la responsabilidad de ser un ejemplo a seguir -le había dicho el italiano, fingiendo seriedad.

Aún les quedaba mucho para sentirse como hermanos, pero estaban intentando no ponerles barreras. Como la misma Dulce había dicho "era difícil negar que eran hermanos cuando había tanto parecido entre ellos". Con solo mirarse, la comodidad de la relación iba aumentando.

Esa mañana, las mujeres se habían reunido para comenzar a preparar la cena de Nochebuena. Se colocaron un delantal, repartieron las tareas y comenzaron a parlotear sin descanso. Los hombres habían protestado por dejarlos solos. Para lo que (Tu name) había tenido una respuesta perfecta.

- Tranquilo cariño, que después ustedes harán lo mismo, cuando les toque fregar todo esto -había dicho la chica, señalando los cientos de cacharros sucios por toda la cocina.

Joe había huido y no había vuelto más. Ellas se habían reído y proseguido con su charla. Aunque Ninel tuviese una cocinera que preparaba todas sus comidas, deseaba hacer esta personalmente, con ayuda de su hijastra y nuera. Estas habían aceptado encantadas y habían añadido un plato de su cosecha.

El día anterior juntas y esa mañana de cotilleos, había creado una confianza especial entre las mujeres.

- ¿Ya se ha arreglado lo que fuese que pasase entre Joe y tú, para que hubieses decidido hacer la maleta y marcharte? -preguntó Ninel a (Tu name) probando la salsa que le servía esta- ¡Uhm! ¡Deliciosa!

- ¡Gracias! Es un experimento que hice hace algún tiempo. Me gusta probar cosas nuevas en la cocina -explicó la chica antes de responder a la pregunta.

- Bueno -dijo Dulce, encaminando la conversación- Es evidente que te ibas a marchar por lo grosero que fue en la cena, antes de que todo pasase. Y te quedaste para apoyarlo.

- Así es Dul. Pero después no hemos tenido oportunidad de hablar del tema -afirmó (Tu name), dejándose invadir por la tristeza.

- Pero ¿qué ocurre entre ustedes? -preguntó Ninel preocupada- Olvida que soy su madre. Hoy seré solo una amiga.

(Tu name) sonrió y miró a ambas, insegura. No sabía cómo explicar todo aquello. Se supone que debía seguir fingiendo ¿O no? No tenía nada claro lo que había entre ellos. Y entonces recordó lo que había pasado la noche anterior.

Después de dejar a todos tras la cena, había subido juntos a dormir. Y efectivamente, solo habían dormido. Pero él la había abrazado y envuelto con todo su cuerpo, sin dejarla separarse ni un centímetro. Había sentido sus caricias hasta que se había dormido. Entrelazando una pierna entre las suyas. Y hundido el rostro en su pelo.

Cuando solo eran amigos, muchas veces había dormido en sus brazos y él le acariciaba el cabello hasta que se dormía. Pero no era lo mismo después de admitir que lo amaba. Todo había cambiado tras haber sentido esas manos por todo su cuerpo ¿Se supone que él deseaba recuperar lo que una vez tuvieron? ¿Era así como la estaba tratando? ¿Como una amiga? Aunque pudiese parecer que fuese algo más, siempre la había tratado así cuando solo eran amigos. Por eso la gente pensaba que había mucho más que una amistad. Podría ser que él volviese a verla como la misma de antes. Que el tiempo hubiese curado su herida y viese quién era ella en realidad, haciendo que él desease tenerla de nuevo como amiga.

Eso debería alegrarla. Pero no lo hacía. No lo quería de amigo. Bueno,... sí ¿O no? Estaba confundida. Lo quería a él. De cualquier forma. Siempre que lo tuviese cerca.

- No sé si me podré alejar de él -pensó en voz alta.

Las mujeres la miraron sorprendida y dejaron lo que estaban haciendo, para ir junto a ella.

- ¿Por qué desearías dejarlo? - dijo Ninel, mientras que Dulce apoyaba la pregunta asintiendo efusiva y confundida.

(Tu name) suspiró y miró atentamente a cada mujer. Podía confiar en ellas para hablar del tema. Además, necesitaba hacerlo.

- Cuando empezamos con esto, ninguno estaba muy seguro. Fue todo muy extraño. De pronto somos los mejor amigos y al día siguiente, hay una explosión de sentimientos desconocidos entre nosotros -explicó la chica cabizbaja.

- Tiene que haber sido muy duro para ustedes. Eran amigos con una intimidad definida y ahora todo cambia -afirmó Dulce, comprensiva- Supongo que si se quieren de verdad, solo tienen que adaptarse a la situación.

- Que haya otros ámbitos de su relación que se hayan agregado, desconcertándolos, no significa que sea lo único entre ustedes -aconsejó Ninel, leyéndole la mente- Pueden compartir las mismas cosas que cuando eran amigos, aunque hayas descubierto que lo amas.

- Pero él no me ama –afirmó (Tu name) con tristeza.

- ¡OH, por Dios! ¡Vaya estupidez! -exclamó Dulce abrazándola- Yo no lo conozco mucho. Pero es evidente que te adora. Besa el suelo que pisas.

- ¡Siempre lo ha hecho! -comentó Ninel.

- ¡Exacto! Me trata como siempre ha hecho. Me abraza, besa y cuida como una amiga -explicó la chica removiendo la salsa con la cuchara nerviosamente.

- No te trata como una amiga -aclaró Dulce.

- Sí, sí lo hace. Él ha sido así conmigo siempre. Desde que éramos pequeños. Celoso, posesivo y muy cariñoso. Puede llevar a confusiones, pero esa era su manera de tratarme cuando solo éramos amigos -explicó (Tu name)- Y es así como me trata ahora.

- Pero eso no quiere decir que ahora no te quiere. Sino que siempre te ha querido -anunció Ninel, haciendo que un escalofrío de placer recorriese a (Tu name).

- Me quiere sí, pero no me ama -se negó ella a tener esperanzas.

Sus amigas se miraron impotentes y decidieron no involucrarse más.

- Dile lo que sientes -aconsejó Dulce.

- Y pregúntale a él por sus sentimientos. No des nada por hecho -aconsejó también Ninel.

Dejaron de preparar la cena, para hacer algo de comer. Almorzaron junto a los hombres. Estos notaron que ellas estaban algo serias y procuraron animarlas. Ellas les aseguraron que todo estaba bien. Y al final de la comida, ya se habían dejado embriagar por las constantes bromas de Jean Carlo. Después, ellos habían insistido en recoger y limpiar todo, antes de que ellas volviesen para asegurarse de que sus platos iban como debían, y no acababan quemados o incomestibles.

- Las chicas estaban muy serias -afirmó Tiziano aclarando los platos bajo el grifo.

- Y (Tu apodo) parecía triste -añadió Jean Carlo, mirando a su hermano, mientras secaba un plato.

- Yo no le hice nada -espetó a la defensiva Joe mientras buscaba donde guardar unos vasos.

- ¿han hablado después de la pelea en la que casi se va? -preguntó su padre, adivinando la respuesta.

- No, no hemos tenido la oportunidad -contestó él ceñudo.

- Pues ve ahora, que ni esta noche ni mañana podrás. Y no es aconsejable que lo dejes para cuando se vayan -aconsejó Tiziano, indicándole que se fuese a buscarla.

- ¡Oh, no! Que vaya cuando ya hayamos terminado ¡Nada de escaqueos! -protestó Jean Carlo burlón.

- Sí, mejor voy después -aceptó Joe, en un suspiro.

- ¡Cobarde! -espetó su hermano, con sorna.

No quería hablar con (Tu name). Había visto el dolor en su perfecto rostro. Y no quería escucharla decir lo mucho que había sufrido por su culpa. Si ella quería alejarse de él para siempre lo aceptaría con resignación. O se emborracharía hasta que algo parecido a la aceptación apareciese. Aprovecharía lo poco que le quedaba con ella. Menos de dos días y no la volvería a ver. Emborracharse cada vez le parecía mejor opción. No creía que pudiese ser capaz de aguantar sobrio el perderla para siempre.
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Jue Jul 09, 2009 5:08 am

MArAtONn


Capitulo 69

(Tu name) estaba sentada en el tocador, frente al espejo. Asegurándose que no estaba poniendo tanto esmero en arreglarse para impresionar a Joe. No se creyó. Suspiró a la imagen frente a ella y se dio por vencida. No había más que pudiese hacer. Maquillada, peinada y vestida. No había tiempo para cirugías, así que se tendría que conformar con lo que había.

La puerta se abrió y Joe entró distraídamente. Ella se levantó y se paró frente a él. Al verla, se quedó atónito. Y su mirada le hacía sentirse desnuda pese a los metros de tela que la cubrían.

Un vestido gris perla se amoldaba a la figura de ella, haciendo que Joe contuviese la respiración, al pasear la vista por cada curva. Sus hombros y brazos estaban desnudos, debido al gran escote. Y la falda dejaba entrever la forma de sus caderas, aunque no se ciñese a ellas. Era de gran vuelo y con el más mínimo gesto, los metros de tela jugueteaban a su alrededor, acariciando sus muslos. Llevaba el pelo recogido, dejando expuesto su delicioso cuello. Pero decenas de tirabuzones caían por su espalda.

¡Estaba preciosa! ¡Increíblemente bella!

Joe intentó hablar, sin éxito. Se acercó con paso torpe y le acarició un brazo con los nudillos. Bajó la acaricia suavemente hasta su muñeca y la rodeó con su mano. Deslizó el dedo pulgar por su palma y la acarició, haciendo que ambos se estremeciesen.

- ¡Estás preciosa! -consiguió decir al fin.

- ¡Gracias! -contestó (Tu name) con un pudor poco frecuente en ella.

La observó ruborizarse y agachar la vista mientras una de sus delicadas manos se acomodaba allí donde palpitaba su pulso, en el delicado cuello. Como si pudiese frenar su acelerado descontrol. La miró con deseo. Era tan perfecta que cualquier mujer la envidiaría y cualquier hombre la desearía. Tan perfecta, que era imposible no enamorarse de ella cuando la conocías. Tan perfecta, que no podría alejarse de ella aunque quisiese.

- ¡Preciosa! -repitió Joe admirando cada detalle de su imagen.

(Tu name) levantó la vista para encontrarse la suya y deseó no haberlo hecho. Una oleada de fuego líquido recorrió sus venas y sintió arder cada centímetro de su cuerpo. Él la miraba como si fuese la mujer más deseable del planeta. Y así se sentía cuando él estaba cerca.

Al encontrarse con el azul intenso de sus ojos, Joe perdió el poco y nervioso control que mantenía. La agarró por la cintura atrayéndola contra él y buscó sus labios, devorándolos al instante. La besaba con hambre voraz. Lamiendo, succionando y mordiendo suavemente sus labios. No la dejaba escapar de la prisión de su abrazo. Pretendía devorarla por completo. No se sentiría satisfecho de otra manera.

Alguien llamó a la puerta.

(Tu name) escuchó los golpes y se alejó del cálido cuerpo masculino. Pero él no la dejó ir muy lejos. La agarró de las caderas y la apretó de nuevo contra él. Haciendo que (Tu name) gimiese de puro placer al notar su excitación. Pero la puerta volvió a interrumpir y traerla a la cordura. Posó su mano sobre sus labios. Los notó calientes e hinchados. Y el rubor subió a sus mejillas. Entonces, Joe la dejó marchar y corrió hacía el baño.

Maldiciendo entre dientes el hombre fue a abrir la puerta. Lo hizo con brusquedad y fulminó a su hermano que estaba al otro lado de ella.

- ¿Qué quieres? -gruñó sin disimulo.

- ¿Interrumpo algo? -preguntó Jean Carlo perspicaz.

- ¡Sí! ¿Qué quieres? -repitió Joe, sin paciencia.

- ¡Uy, que humores! Venía para invitarlos a una fiesta. Después de la cena los viejos querrán tomar una copa y dormir. O subir a hacer sus cochinadas -bromeó Jean Carlo amistosamente- Dul y yo iremos a una fiesta con unos amigos. Hemos pensado que les gustaría acompañarnos.

- Le preguntaré a (Tu apodo) -respondió Joe, relajándose.
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Jue Jul 09, 2009 5:08 am

Capitulo 70

(Tu name) salió del baño y se encontró con la mirada de ambos morenos de ojos penetrantes. Todo su cuerpo se estremeció y el rubor inundó sus mejillas de nuevo.

¿Desde cuando se ruborizaba con tanta facilidad?, le reprendió una vocecilla jocosa.

- Es mejor que no vengan -aseguró el italiano sin dejar de mirar a la chica- Tú eres demasiado celoso y ella está demasiado buena.

Las mejillas de (Tu name) ardían en respuesta. Desvió la vista, pero notaba la mirada de ambos sobre su cuerpo.

- No quiero que acabes descuartizando a todos mis amigos -continuó Jean Carlo, sin dejar de admirar la belleza de la chica- Mejor se quedan y hacen sus propias cochinadas.

Joe habría matado a su hermano por el escrutinio al que la estaba sometiendo. Pero era incapaz de hacer otra cosa más que mirarla y desear quitarle el hermoso vestido ¡con los dientes!

(Tu name) notó que era el momento perfecto para hablar, demostrando que estaba viva y no era una muñeca a tamaño natural, en exposición.

- ¿No ir, a donde? -preguntó la chica, sacando a ambos de su ensimismamiento.

Al fin Joe reaccionó y le golpeó en la nuca a su hermano para que dejase de comérsela con la mirada.

- ¡Auch! -protestó el chico frotándose la nuca- ¡Que bruto! Solo admiraba lo bella que es tu novia. No es para enojarse.

- Búscate una propia -le aconsejó Joe amenazante.

- Pienso buscarme unas cuantas esta noche -replicó con una sonrisa pícara.

(Tu name) puso los ojos en blanco ante los alardes típicos masculinos y se acercó a ellos.

- Serías el hombre más feliz del mundo en mi fiesta de Año Nuevo -aseguró la chica risueña. Cientos de hermosas superficiales a su alcance, sin duda sería el paraíso para él.

- Dul me ha hablado de ella ¿De verdad es tan impresionante? -preguntó el joven curioso. Joe se encogió de hombros y ella sonrió.

- Me he esforzado mucho para que así fuese. El año pasado muchas celebridades estuvieron en ella y todos los locales del país están intentando hacerme sombra este año -explicó (Tu name) irritada- Me lo han puesto muy difícil, pero los superaré una vez más.

- Estás muy segura -comentó el italiano desconfiado- ¿Cómo sabes que no tienen preparadas sorpresas que hagan que tu fiesta sea inferior a ellas?

- Sé exactamente qué hará cada relaciones públicas de cada local de la ciudad. Llevo mis añitos en el negocio y conozco mucha gente -aseguró la joven con una sonrisa- Hay muchos que desean cosas de mi y para ello me regalan información confidencial.

-¿Qué quieren de ti? -preguntó Joe celoso.

- Entradas para algún partido u obra exclusiva, que los dejé entrar a alguna fiesta, presentarles a alguien al que no tienen acceso, ser mis distribuidores para el local,... o simplemente tenerme contenta por si en algún momento necesitan cualquiera de esas cosas -concluyó la chica devastándolo con una sonrisa.

- ¡Uf! Suena a que eres una mujer importante -afirmó Jean Carlo, impresionado.

- Tengo contactos -respondió ella quitándole importancia, encogiéndose de hombros.

- Hermanito, creo que la vas a tener que estar vigilándola toda la noche sin disfrutar de la fiesta -especuló el italiano, apoyando una mano sobre su hombro en señal de apoyo.

Joe miró a (Tu name) con una mezcla de furia y tristeza. Ella deseó gritar que era su trabajo y que no estaría con ningún hombre. Supo al instante, que él pensaba que no estaría allí para poder vigilarla, como estaba segura deseaba. Y ella deseaba que lo estuviese. Aunque le complicase la noche con sus celos y no la dejase hacer su trabajo. Aunque se pelease con todos los hombres de la fiesta ¡Maldita sea! ¡Aunque la echasen del maldito trabajo! Quería que estuviese allí, con ella.

- Podrías venir si lo deseas -dijo cortésmente la chica.

- ¿Enserio? -preguntó Jean Carlo emocionado- Dul se morirá de gusto cuando se lo diga.

- Estoy segura -contestó ella con una sonrisa.

Jean Carlo se marchó a toda prisa, sin despedirse. Joe cerró la puerta y la miró con una enorme sonrisa.

- ¿Sabes lo que acabas de hacer? -preguntó Joe acercándosele coqueto.

- Invitar a tus hermanos a pasar el Año Nuevo -respondió relajadamente- ¿Te molesta?

- No -contestó con una sonrisa pícara- no me molesta. Pero que ellos vayan a la fiesta implica que tu supuesto novio, o sea yo, también irá ¡Acabas de invitarme a pasar Año Nuevo contigo! -aclaró Joe con una enorme sonrisa.

¡Oh, no! ¡Que horror!, dijo una vocecita sarcástica en la cabeza de la chica. Intentó no reír. Pobre de ella, tendría que hacer todo un sacrificio y pasar la fiesta con él. La risa fue inevitable. Podría torturarla un poco más y que también la acompañase a casa después, pensó jocosa.

Como respuesta a su -al parecer, según él- nefasta aclaración, (Tu name) se encogió de hombros y sonrió sin darle la menor importancia. Joe la miró incrédulo y la persiguió con la mirada hasta que salió de la habitación ¿Le traía sin cuidado? ¿Debía alegrarse o entristecerse? Confundido, decidió mejor ducharse para la cena.
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Jue Jul 09, 2009 5:09 am

Capitulo 71

Una vez listas las chicas se encontraron en la cocina para revisar que todo estuviese listo. Después, observaron bajo lupa cada detalle de la mesa. Una vez que todo estuvo conforme a sus deseos, los hombres bajaban risueños por las escaleras. Las tres bellezas los esperaron y admiraron la visión. Los tres vestidos con elegantes trajes negros amoldándose a los masculinos cuerpos. Estaban aún más atractivos, si eso podía ser posible.

- ¡Que depresión! -exclamó Dulce, en un sollozo.

- ¿Por qué? -preguntó Ninel extrañada.

- Los tres hombres más guapos que he conocidos y son de mi familia -explicó la chica haciendo pucheros- ¡Es para deprimirse!

Todos rieron y se unieron para caminar juntos hasta la mesa. Tiziano besó a su mujer y Joe rodeó por la cintura a (Tu name), en un gesto posesivo casi innato.

Ya en la mesa, las bromas no cesaron. Jean Carlo continuó con su tarea de sacar de quicio a su hermano y Dulce estaba encantada de no ser el centro de las burlas. Tiziano y Ninel estaban radiantes de felicidad por el cuadro ante ellos. Y Joe y (Tu name) estaban pasándoselo en grande aunque a veces se sintiesen un poco fuera de lugar. Todo iba demasiado deprisa para Joe, pero las bromas de su hermano ayudaban a quitarle hierro al asunto. O mejor dicho, lo distraía haciendo que olvidase su caos de vida, al querer matarlo por no cesar de coquetear con (Tu name).

- ¡Uhm! Ninel, esta salsa te salió deliciosa -comentó Jean Carlo, relamiéndose.

- Sí, que lo está. Pero la hizo (Tu apodo) -explicó la mujer, acaparando la salsera.

- ¡Dios! ¿Es que no hay nada que no sepas hacer? -preguntó el chico admirando a (Tu name)- Guapa, inteligente, ingeniosa, divertida,... ¿y también sabes cocinar? ¡Por Dios, cásate conmigo!

- ¡Uhm! -contestó la joven con desinterés- De acuerdo. Pero no te extrañe si no me presento en la iglesia. Soy muy despistada.

- ¡Oh, sí! -aseguró Joe- Una vez planeamos un viaje con todos nuestros amigos. Estábamos muy ilusionados, era la primera vez que iríamos todos sin adultos. Llegó la hora de irnos y ella que no aparecía. Cuando llegué a su casa estaba hecha un ovillo bajo la almohada -dijo sin parar de reír- Me miró como si fuese un extraño y siguió durmiendo.

- No me acordaba de que era ese día -explicó (Tu name) a la defensiva

- No sabes en el día que vives. Después de eso le compré una agenda -comentó risueño.

- Es la única vez que he llegado tarde en mi vida -replicó (Tu name) irritada- Siempre soy la primera en llegar a las citas.

- Eso es cierto. Cuando te acuerdas de que has quedado siempre llegas una hora antes -se burló Joe sin compasión- Y es una tontería porque no tienes paciencia para esperar y antes de que sea la hora ya estás llamando a todos para preguntar por qué tardan tanto.

Como en eso tenía razón no replicó. Pero con toda la seriedad que le fue posible le volvió la cara y se hizo la indignada. Todos rieron y continuaron las bromas hasta el postre, en el que Tiziano y Ninel avisaron que tras la cena irían a visitar a unos amigos que hacían una fiesta cerca. Dieron por hecho que Joe y (Tu name) acompañarían a Jean Carlo y Dulce. Así que estos aceptaron la idea. Tras la cena, tomaron una copa y repartieron los regalos. (Tu name) sorprendió a Joe repartiendo regalos para todos, en nombre de los dos. El resto hizo lo mismo. A Joe se le formó un nudo en la garganta con cada detalle. No esperaba emocionarse tanto, pero ese momento fue realmente hogareño. Parecían realmente una familia ¡Su familia! Hizo un gran esfuerzo por reprimir las lágrimas.

- Compré los regalos la mañana que fui de compras con las chicas -explicó (Tu name) en un susurro, al ver la cara de asombro de Joe.

- ¡Gracias! -exclamó el joven con una enorme sonrisa- No esperaba nada de esto -comentó, señalando a los múltiples objetos en su regazo.

- Ninel ya tenía tu regalo y a Dul le ayudé yo a elegirlo. Lo que me ha sorprendido es que Jean Carlo se haya acordado. Supongo que Dul le habrá avisado de que yo le compré uno en nombre de los dos -especuló la chica.

- Es todo perfecto. Pero me falta un regalo.

Ninguno de los dos había entregado al otro su regalo. (Tu name) sonrió y miró al resto con una sonrisa tierna.

- Muchas gracias por todo, nos han encantado nuestros regalos. Pero voy a secuestrar un segundito a Joecito para entregarle el suyo -comunicó (Tu name) levantándose.

- No será nada obsceno ¿no? Porque si lo es, ¡quiero verlo! -bromeó Jean Carlo, mientras jugaba como un niño pequeño con el regalo que ella le había hecho.

- Sigue matando marcianitos -ordenó (Tu name) despeinándolo como a un niño desobediente- Después bajamos y vamos a la fiesta.

Subieron las escaleras hasta el cuarto, escuchando tras ellos la replica malhumorada de Jean Carlo.

- ¡Son ninjas, no marcianos!
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Jue Jul 09, 2009 5:09 am

Capitulo 72

(Tu name) sonrió y abrazó al risueño Joe, que la miraba con adoración. Al llegar a la habitación (Tu name) fue hasta su maleta y sacó una caja, que ocupaba gran parte de esta. La dejó sobre la cama y lo instó para que la abriese. Joe la miró algo inseguro y se paró frente al regalo. Abrió lentamente la caja y vio dos pequeños papeles en el centro. Pero los reconoció enseguida. Su cara se transformó en pura felicidad. Tuvo que contenerse para no dar saltos de alegría.

- Son entradas... son... son entradas para... ¡Dios! -grito Joe emocionado.

Corrió hacia (Tu name), la cogió por la cintura y comenzó a darle vueltas sin cesar en el aire.

- ¿Cómo demonios las has conseguido? Llevo más de tres meses detrás de una y no hay manera. Y eso que dije que pagaría lo que fuese necesario -explicó Joe admirando los boletos- Aún queda meses para el partido y desde el primer día que salieron a la venta no había manera de conseguir asientos ¡Y estos son increíbles!

- En la caja hay algo más -dijo (Tu name) sin más.

Aún emocionado y concentrado en las entradas, miró la caja sin atención. El fondo estaba cubierto por una tela con los colores de su equipo. La cogió y pudo ver que era una camiseta. Le dio la vuelta para comprobar que era la de su jugador favorito ¡Y estaba firmada!

- ¿Cómo demonios la has conseguido? -preguntó Joe atónito.

- Haces mucho esa pregunta -observó la chica risueña.

- ¿Le llevaste una camiseta para que te la firmase? ¿Cómo...? -balbuceó excitado.

- En realidad, no. No he comprado esa camiseta. Fui a verlo para que me diese esas entradas y me regaló su camiseta. Y ya que estaba allí, me la firmó -explicó sin darle mayor importancia.

Joe la miraba sin parpadear y con la boca abierta. (Tu name) soltó una carcajada por la expresión de su cara y le acarició suavemente la mejilla.

- Ya te dije que conozco a mucha gente -le recordó la chica pacientemente.

- ¿Co... Conoces a...? ¡Lo conoces! -exclamó Joe, intentando asimilarlo.

- Su representante quería algo de mí y no suelo ser de las que dejan las deudas sin cobrar -explicó (Tu name) con una sonrisa- Por cierto, es probable que tu adorado ídolo vaya a la fiesta de Año Nuevo.

Cada vez le parecía más surrealista. Había visto a varios famosos en el local las veces que había ido. Y sabía que los hombres y mujeres más ricos de la ciudad consideraban ese local de los pocos dignos de ser visitados. Pero saber que el único hombre al que había admirado en su vida estaría allí... Simplemente, no podía creerlo.

Apretó contra él la camiseta y las entradas, asegurándose de que eran reales. Miró a (Tu name) con tanto cariño que creyó que podría leer en sus ojos cuanto la amaba. Ella lo conocía bien. Sabía exactamente lo que le gustaba y cuanto significaba para él aquellos regalos. Y por mucho que fingiese que no le había costado nada conseguirlos, sabía que nada es gratis en la vida y menos algo tan valioso.

Caminó hacía ella y la agarró por la cintura con una mano, apretándola contra él. Hizo a un lado los regalos y colocó su mano en la delicada y suave nuca, bajo los tirabuzones dorados.

- ¡Gracias! -susurró Joe sobre sus labios.

La ciñó más a su cuerpo y hundió el rostro en su cuello. Aspiró su aroma hasta emborracharse con él. La habitación estaba en silencio. Solo el sonido de sus respiraciones y la velocidad de sus pulsos, se distinguían entre tantas emociones. Ambos nerviosos balbuceaban intentando pensar en algo que decir. Abrir la boca para luego cerrarla sin nada que saliese de ella, fue lo único que hicieron durante unos minutos. Al fin, Joe se separó de (Tu name), con una sonrisa.

- Ahora me toca a mí darte mi regalo -comentó Joe buscando en su maleta.

Le entregó un paquete muy delgado y rectangular. Le pareció un libro muy fino, al abrirlo vio que así era. Una lágrima rodó por su cara al reconocerlo y se abrazó a él.

- ¡La Cenicienta! -balbuceó (Tu name) entre sollozos.

- En cuanto lo vi, me acordé de ti -explicó él con una sonrisa mientras la abrazaba con fuerza.

Durante unos meses cuando era pequeña había estado viviendo con unos tíos. Para ella solo habían sido unas vacaciones, al principio. Con los días al ver que sus padres no aparecían ni llamaban para preguntar por ella empezó a preocuparse. Su tía para que no estuviese triste le dio algo de dinero para que se comprase lo que quisiese y ella eligió ese libro y lo leyó una y otra vez, cada noche que pasó en ese lugar. Con los años se había enterado de que había sido una de las pataletas de su madre, que para castigar a su marido le había quitado a la niña y huido a casa de sus padres. Como el abuelo de (Tu name) no quería que esta fuese testigo de los berrinches que hacía su madre, la mandaron con su tía hasta que todo se solucionó.

No había tenido señales de ninguno de los dos, pero si de Joe. Aún recordaba la felicidad con la que le contó que tenía su propio cuento, comprado por ella. Se había sentido como una niña mayor al entrar en la tienda y elegir lo que deseaba comprar. Era un cuento de hadas y ella nunca había creído en ellos, pero ese en particular la enternecía.

- Siempre has sido una cenicienta, preocupándote por los demás y dando más de lo que nos merecemos -comentó Joe, acariciándole la mejilla.

(Tu name) estaba absorta en cada página del libro. Cada palabra le hacía sonreír. Miraba las ilustraciones, recordando las miles de veces que había visto unas parecidas. Al llegar a la última, se quedó inmóvil. Bajo la imagen del príncipe y Cenicienta el día de su boda, con los impecables trajes de fiesta, había un post-it pegado.

"Nunca me alejaré de ti", decía la nota, con la clara letra de Joe.

Los ojos de (Tu name) se llenaron de lágrimas de nuevo y miró a Joe. Tragó el nudo de emociones e intentó hablar. Pero un sollozo salió de su garganta en vez de palabras. Joe la abrazó y consoló hasta que sus sollozos descendieron un poco. Después se apartó un poco y la sonrió, inundándola de paz.

- Solo es un detalle -dijo Joe, en su defensa- El regalo de verdad es este -explicó mientras se sacaba una fina caja del bolsillo.

- El cuento es el mejor regalo que me han hecho nunca -afirmó la chica sollozando de nuevo. Apretando el cuento contra su pecho.

- Ya te lo había regalado antes, así que no vale -bromeó Joe. Y le extendió el fino estuche- ¡Ábrelo!

Abrió la cajita lentamente y encontró una preciosa pulsera de oro blanco con seis figuritas colgando de ella. Parpadeó sorprendida por el detalle y miró a Joe. Este sonrió y cogió la pulsera y comenzó a ponérsela.

- Son amuletos -explicó Joe suavemente y cogió entre sus dedos el primero- El angelito lo elegí porque eres mi ángel de la guarda, siempre estas cuando te necesito. La estrella simboliza para mi el cielo, donde sueles perderte cada dos por tres -bromeó consiguiendo que ella dejase de llorar y soltase una carcajada- El símbolo de la música, no es solo porque te encante, sino porque eres muy creativa e ingeniosa. El libro abierto es porque eres una "sabelotodo" -explicó burlón y le beso la punta de la nariz- No, es porque además de ser muy inteligente, eres como un libro abierto. Eres muy clara, pero hay que haber leído mucho para entenderte. La mariposa, la elegí simplemente porque sé que te encantan. Y el corazón... -suspiró pesadamente- Quedaría genial que dijese que es porque tienes el corazón más grande que he visto nunca, pero no simboliza tu corazón -se interrumpió de nuevo para suspirar, tomando fuerzas- ¡Es el mío! Elegí el corazón porque siempre has tenido el mío en tus manos y ahora podrás tenerlo físicamente. Sabes que eres la persona más importante en mi vida. Eres lo único constante en mi vida. Cuando pensé que nunca conocería a mi padre y que mi madre era la peor persona del mundo, solo tú eras un bálsamo para mis heridas. Mi corazón tiene un enorme hueco reservado para ti y siempre estarás en él.

(Tu name) apretó con fuerza su muñeca tapando la preciada pulsera y la acurrucó contra su pecho. No pudo evitar un gemido casi desgarrado, de emoción. Se echó en los brazos de Joe, rodeándole el cuello con sus brazos, y lloró sin cesar. Era lo más bonito que le habían dicho nunca y lo más maravilloso de todo es que sabía que lo decía de verdad. Él seguía queriéndola como antes. Daba igual que no la amase ¡Ella era especial para él! Y eso le bastaba.
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Jue Jul 09, 2009 5:09 am

Capitulo 73

Consiguieron salir de la habitación sin desvelar sus sentimientos. Cosa que les costó muchísimo a ambos. Bajaron por las escaleras cogidos de la mano. Y por primera vez en mucho tiempo, estaban seguros de estar junto a la persona que mejor los conocía del mundo. Se sentían felices y seguros. Como cuando eran pequeños y dejaban de lado a sus compañeros para estar juntos. Nadie era más importante.

- Pareces una princesa bajando por las escaleras -admiró Joe, viendo como el largo del vestido se esparcía a su alrededor.

- Es que lo soy -bromeó ella con una sonrisa dulce.

Llegaron hasta la sala donde les esperaban sus hermanos. Ninel y Tiziano ya se habían ido. Se pararon frente a ellos y su pícaro hermano comenzó a silbar bromista.

- Sí que se han tardado ¿Me estaban haciendo tio? -se burló el italiano, palmeando su hombro.

- ¡Cállate! Me estaba dando su regalo -explicó Joe enseñándole las entradas.

- ¡No! -gritó Jean Carlo quitándoselas de las manos- Definitivamente, quiero una novia como la tuya.

- ¿Y a ti? -preguntó Dulce a (Tu name), ignorando a su hermano emocionado- ¿Qué te ha regalado?

- Esta pulsera -señaló (Tu name), mientras los hombres seguían emocionándose con el que sería el partido del siglo.

- Es preciosa -afirmó la chica y después miró a sus hermanos- Son como niños.

- ¡Peor! ¡Son hombres!

Las chicas se rieron mientras arrastraban a sus acompañantes hasta la puerta. Ellos no dejaron de hablar del mismo tema una y otra vez. Jean Carlo intentó convencer a su hermano para que le invitase a ir con él. Y aunque no lo hubiesen hablado, él tenía la esperanza de ir con (Tu name).

Llegaron a una fiesta bulliciosa. Y, por una vez, Joe no se molestó de que todos se girasen para mirar a la belleza que iba de su brazo. Si uno se atrevía a acercarse era otra cosa. Pero que la mirasen no le importaba. Él sabía mejor que nadie que era la más hermosa del lugar. Y, al menos esa noche, era toda suya. No importaba que todos la deseasen porque ella no se alejaría de él.

¡De acuerdo, sí estaba celoso! Pero no estropearía la noche demostrándolo. A no ser que algún idiota se atreviese a intentar algo. Entonces lo mandaría al hospital y pediría misericordia después, hasta que a ella se le pasase el enfado.

- ¿Y esa mala cara? -preguntó (Tu name), observando como el rostro amado se retorcía con cada pensamiento.

- Nada -disimuló él, con una sonrisa- Este lugar está muy oscuro. No se ve nada.

(Tu name) miró a su alrededor y observó la tenue luz de miles de pequeñas lámparas de colores esparcidas por toda la amplia sala. La diversidad de atuendos, la mayoría muy llamativos. Las risas y la música inundaban el lugar. Era perfecto. Todo estaba tan animado como su feliz corazón. Un fiel reflejo de como se sentía. Y además, no tenía que ocuparse ella de que la fiesta fuese un éxito. Podía relajarse y disfrutar. Y teniendo a Joe a su lado, eso sería muy fácil.
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Jue Jul 09, 2009 5:10 am

Capitulo 74

(Tu name) sonreía ante las expectativas de la noche cuando Jean Carlo se les acercó.

- Bueno -dijo el joven frotándose las manos, como un hambriento ante su festín- es momento de que nos dividamos. Siéntanse como en casa que yo me encargaré de encontrar quien me arrope.

- ¡Ag! Ahórrate detalles -rogó (Tu name) asqueada- Ve en busca de tu victima ahora que están borrachas y vulnerables.

- Graciosa -gruñó Jean Carlo antes de irse hacía una exuberante rubia.

La pareja observó como el italiano hacía reír a la muchacha y se marchaban muy acaramelados. (Tu name) sacudió la cabeza con desaprobación y miró a Joe, como si fuese una copia del depredador que acababa de marcharse.

- Hay que reconocer que es rápido -concedió Joe con una sonrisa.

- Los hay mejores -replicó ella, con una mirada que le decía que se refería claramente a él.

- Yo no soy así -protestó el chico ofendido- Admito que no he sido muy formal en mis relaciones. Pero nunca me he ido con la primera que se me ha pasado por delante -se interrumpió para meditarlo- Quiero decir, que sí, puede que no haya sido muy selectivo, pero nunca las he engañado.

- Joecito -dijo (Tu name) rodeándole los hombros con un brazo, en un gesto fraternal- Te recuerdo que me conozco tus líos amorosos mejor que tú. A diferencia tuya, yo me sé los nombres de todas las mujeres con las que has estado. Al menos, de las que has conocido en nuestro circulo de amigos.

- Yo también los recuerdo -bramó indignado.

- ¿En serio? -preguntó ella risueña- ¿Cómo se llamaba la prima de Taylor con la que estuviste una semana encerrado en su casa de la playa el verano pasado?

Joe se paralizó. No sabía que le conmocionaba más, el darse cuenta que de verdad no recordaba el nombre de la chica o el hecho de estar hablando de ello con (Tu name). No debería extrañarle que ella supiese lo que pasó ¡Cielo santo, él mismo se lo había contado! Pero no era a su amiga, la que conocía todos sus escabrosos secretos, a la que veía frente a él. Sino a la mujer que amaba. Y por mucho que confiase en ella y el tema del que hablasen fuese pasado, le resultaba imposible sentirse cómodo en la conversación. Tras años sin importarle que ella pensase mal de su vida amorosa, ahora su único pensamiento era dejarle claro que no era ningún patán desconsiderado. Él podía amar y hacer feliz a una mujer. La amaba a ella. Y deseaba más que nada hacerla inmensamente feliz.

- No soy ningún bastardo que vaya de una mujer a otra sin consideración hacía ellas -afirmó a la defensiva.

- No era una critica -aclaró la chica, agarrándolo del brazo y caminando hacía algún lugar menos ruidoso- Pero me parece absurdo que finjas ser lo que no eres.

- ¿Y qué soy, según tú? -preguntó él, parándose en seco.

- Un chico que ha aprovechado su atractivo para satisfacer todas sus necesidades -explicó (Tu name), encogiéndose de hombros, sin darle importancia- Todos lo hacemos, si se nos da la oportunidad.

Debería aliviarlo saber que ella no lo juzgaba. Pero no era idiota y sabía que tras ese argumento estaba explicito que ella había disfrutado de esa ventaja tanto como él. Y lo enfurecía pensar en todos los hombres que habrían tenido la fortuna de acapararla en su cama. No, no le gustaba nada esa idea.

- ¿Hay muchos nombres que tú no recuerdes de tu lista? -preguntó Joe irritado.

- La verdad es que sí -admitió (Tu name), ignorando el ceño fruncido del chico- Suelo no escucharlos en exceso para no involucrarme más de lo necesario.

- ¿Por miedo a enamorarte? -quiso saber sin pensar en que podría descubrirse ante ella.

- No -respondió la chica sin percatarse del interés de la pregunta- No me gusta hacerme amiga suyas porque después me dan pena cuando los tengo que dejar. O aun peor los tengo que soportar cerca. Siempre es mejor no relacionarse con alguien cercano.

(Tu name) se arrepintió de sus palabras en cuanto salieron de su boca. Quería hacerle saber que nunca había estado con ningún amigo o compañero de trabajo. Que nunca había tenido nada serio con ningún hombre. Pero en lugar de eso le había dado un argumento para que se alejase de ella ¡Era una maldita estúpida! ¿Cuando aprendería a mantener la boca cerrada? Era novata en esto de preocuparse por los sentimientos de un hombre. Y tenía que admitir que era realmente difícil no herirlos cuando toda su vida lo había hecho como pura diversión. Bajar la autoestima de un hombre y darle a entender que no le interesaba era el juego que más la divertía a la hora de conquistar a un hombre. Y ahora tenía que hacer que él supiese que era alguien especial ¡Era un asco estar enamorada!

- Quiero decir que es más fácil tener algo sin importancia con alguien que no conoces -rectificó la joven- Si es alguien cercano es más probable que te preocupes por él y la relación sea más formal.

- Y no deseas eso -dijo él con un brillo en los ojos que (Tu name) no supo descifrar.

¿Era una pregunta o una afirmación? ¿Intentaba mantener una conversación o...? ¿Estaba proponiéndole algo? ¿Una relación? ¿Con él? ¡No, no era posible! Se estaba dejando guiar por la maravillosa noche que estaban pasando. Él no querría estar con ella de esa manera. No la amaba.

Se habría hundido en su autocompasión si no fuese porque su cuerpo estaba demasiado ocupado en atender a todos los estímulos que le brindaba el potente cuerpo bajo el traje de chaqueta ¡Estaba hermoso! Y si a un hombre se le podía llamar "hermoso" sin duda, era a él. Era la personificación de la sensualidad y misterioso poder de atracción.

- Yo... pretendo que cuando tenga un novio -fingió atragantarse con la palabra y le sonrió burlona- Cuando llegue el hombre capaz de soportarme no será un desconocido al cual no valore. No he estado con ningún amigo porque creo que para estropear una amistad tiene que haber un buen motivo. Y si no es amor, es desperdiciar una amistad.

- Entonces, nunca has estado enamorada -dijo Joe vacilante. Al no obtener respuesta insistió- ¿Y?


- ¿Qué? No has hecho ninguna pregunta -afirmó aliviada de no tener que contestar.

- De acuerdo -aceptó el muchacho, reprochándose por no haber sido más sutil y haber preguntado sin descubrirse- Entonces ¿sí serías capaz de reemplazar una amistad por amor? Y por si te cabe alguna duda, es una pregunta..........
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  alyson !* el Jue Jul 09, 2009 7:13 pm

aaay no! cada vez esa historia se vuelve mas buena,tierna y linda sigueeee please



sorry por no haberte posteado antes pero es que subias capitulos muy rapido y no lo podia leer, no digo que este malo Very Happy
y a parte que se me hecho aperder el teclado y ahora estoy escrbiendo con el teclado en la pantalla y es lento


sigueeee

una pregunta ... como hay que hacerlo para postular a moderadora en el otro foro tuyo?


cuidate
byebye
avatar
alyson !*

Cantidad de envíos : 91
Puntos : 93
Fecha de inscripción : 02/06/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Vie Jul 10, 2009 2:12 am

alyson !* escribió:aaay no! cada vez esa historia se vuelve mas buena,tierna y linda sigueeee please



sorry por no haberte posteado antes pero es que subias capitulos muy rapido y no lo podia leer, no digo que este malo Very Happy
y a parte que se me hecho aperder el teclado y ahora estoy escrbiendo con el teclado en la pantalla y es lento


sigueeee

una pregunta ... como hay que hacerlo para postular a moderadora en el otro foro tuyo?


cuidate
byebye

bueno voy a hablar con monika io creo k si
me caes super sabes
me agregas
mi msn es
sofia_loqitaxti@hotmail.com
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  alyson !* el Vie Jul 10, 2009 9:42 pm

siguee pliss !
avatar
alyson !*

Cantidad de envíos : 91
Puntos : 93
Fecha de inscripción : 02/06/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  sofia el Sáb Jul 11, 2009 10:54 pm

chicas la nove la voy a postear de ahora en adelante en esta pag
http://thejonasyjonas100eu.foroactivo.com/novelas-fan-fics-f9/solo-mayores-amigos-desconocidos-joe-y-___-t3-75.htm#132
ya que el foro va ha cerrar por problemas k hay Sad
ya iguale los cap
asi k comenten para que les ponga una MARATON !!!
y esta en mayuscula xk va a ser muy grande
avatar
sofia
Admin

Cantidad de envíos : 275
Puntos : 289
Fecha de inscripción : 29/05/2009
Edad : 23
Localización : LIma - Perú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [solo mayores] AMIGOS DESCONOCIDOS (Joe y ___)

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 6 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.